El Departamento De Salud Publica Informe Sobre La Vigilancia Y Los Programas De Hepatitis B Y C En La Ciudad De Nueva York

La cantidad de infecciones de hepatitis B aguda reportadas recientemente disminuyó
en un 28 % del 2010 al 2014

Los reportes de nuevos casos de hepatitis C crónica aumentaron 13 % del 2013 al 2014

El Departamento de Salud completó el primer año del programa de coordinación de atención para hepatitis C Project INSPIRE y ha inscrito a 1370 pacientes con hepatitis C hasta la fecha

5 de febrero de 2016 — El Departamento de Salud divulgó hoy un nuevo informe en donde se describen las actividades de vigilancia, investigación y programática de la hepatitis B y C de la Ciudad en 2014. “Hepatitis B and C: Annual Report of Activities, 2014” (Hepatitis B y C: Informe anual de actividades, 2014), que se puede encontrar aquí, destaca las siguientes tendencias:

  • La cantidad de nuevas infecciones de hepatitis B aguda disminuyó a 57 en 2014 de 69 que se reportaban en 2013. No ha habido casos de hepatitis B aguda entre niños y adolescentes durante varios años, probablemente debido a las exitosas estrategias de vacunación neonatal e infantil.
  • La cantidad de nuevas infecciones de hepatitis B crónica permanece estable con 7459 casos. Dos tercios de los casos de personas con hepatitis B crónica recién reportados tenían entre 20 y 49 años de edad.
  • La cantidad de casos recién reportados de neoyorquinos con infección de hepatitis C crónica aumentó de 6822 a 7691 de 2013 a 2014. De estos casos recién reportados de hepatitis C crónica en 2014, 53 % nacieron entre 1945 y 1965.
  • La cantidad de muertes relacionadas con hepatitis C en la ciudad de Nueva York aumentó 46 % de 1999 a 2013. El Departamento de Salud estima que la cantidad de muertes relacionadas con la hepatitis B permaneció estable.

“Este nuevo informe describe las iniciativas de vigilancia de la agencia y el increíble trabajo comunitario y de los proveedores que el Programa de Hepatitis Viral ha hecho en el año 2014”, dijo la comisionada de Salud, la Dra. Mary T. Bassett. “Estamos logrando grandes avances para prevenir nuevas infecciones de hepatitis B en la ciudad de Nueva York, pero miles de nuevos casos de personas diagnosticadas con hepatitis C están surgiendo cada año. El Departamento de Salud continuará destinando los recursos necesarios para atacar esta enfermedad de manera eficaz”.

“Las personas que tienen hepatitis C no tienen síntomas hasta décadas después de que fueron infectadas, así que es fácil que la enfermedad esté ‘fuera de la vista, fuera de la mente”, dijo el Dr. Jay Varma, comisionado adjunto para el Control de Enfermedades. “La hepatitis C con frecuencia causa cáncer de hígado: la sexta causa más común de muertes por cáncer en los EE. UU. y uno de los pocos cánceres cuya tasa de muertes está aumentando. Pero esto se puede prevenir, hay tratamientos altamente efectivos para la hepatitis C. Ahora es el momento para que todos los neoyorquinos que podrían estar en riesgo, especialmente la generación del baby boom, pidan una prueba de hepatitis C y, si su prueba da resultado positivo, busquen atención y tratamiento. Con los tratamientos nuevos y mejorados ahora disponibles para la hepatitis C, curarse es posible. El apoyo financiero provisto por el Concejo Municipal es un componente esencial para la estrategia global de la Ciudad para tratar las infecciones de hepatitis B y C en la ciudad de Nueva York”.

“Este informe proporciona datos increíblemente útiles que ayudarán a nuestra ciudad grandemente en su iniciativa para combatir la hepatitis B y C”, dijo el miembro del Concejo Corey Johnson, presidente del Comité de Salud. “Estas enfermedades han afectado durante mucho tiempo a los neoyorquinos más vulnerables, específicamente a las comunidades de bajos ingresos e inmigrantes. Al recopilar datos sobre casos nuevos de hepatitis B y C, las principales causas de infección, información demográfica relevante y más, este informe nos proporcionará los recursos que necesitamos para vencer a estas enfermedades. Me gustaría agradecer a la comisionada, Dra. Mary Bassett y al Departamento de Salud y Salud Mental por su excelente trabajo, así como a mis colegas miembros del Concejo, Margaret Chin y Peter Koo por trabajar conmigo para aprobar la ley que exige estos informes cruciales”.

“Project INSPIRE ha aumentado el acceso a la atención eficaz del [virus de la hepatitis C] VHC centrada en el paciente para más de mil pacientes en el Bronx”, dijo el Dr. Alain Litwin, profesor de Medicina en Montefiore Medical Center y Albert Einstein College of Medicine.

“Project Inspire es un concepto brillante que ha armonizado nuestros programas existentes para permitirnos tratar y curar a muchas personas más de las que podríamos haber curado de otra manera”, dijo el Dr. Douglas T. Dieterich, director del Institute for Liver Medicine en la Icahn School of Medicine en Mount Sinai

A partir de 2014, el Ayuntamiento de la Ciudad de Nueva York financió servicios de dirección para pacientes con hepatitis B y C en los centros de salud comunitarios y programas de reducción de daños en toda la ciudad. Estos programas atendieron a 2471 pacientes en el año fiscal 2015, proporcionando alcance, prevención, asesoramiento de salud, enlace a los servicios de atención y coordinación de atención. En el año fiscal 2016, se han asignado casi $975 000 para que los centros de salud mejoren el tratamiento para las hepatitis B y C, mejoren los servicios de prevención y proporcionen capacitación a los profesionales de la salud. El Ayuntamiento de la Ciudad también financió a la fundación Empire Liver Foundation para proporcionar un edificio con capacidad clínica para mejorar la capacidad de los proveedores para tratar y atender los casos de hepatitis C en los centros médicos de toda la ciudad.

El informe destaca las diferencias en los nuevos informes de hepatitis B y C en toda la ciudad. Durante el periodo entre 2013 y 2014, el vecindario con la tasa más alta de casos nuevos reportados de hepatitis B crónica fue Sunset Park (605.8 por  cada 100 000 personas). La mayoría de las mujeres que obtuvieron resultados de hepatitis B positivos y que tuvieron hijos en el año 2014 vivían en Brooklyn (44 %), seguidas por Queens (30 %). Durante el periodo entre 2013 y 2014, el vecindario con la tasa más alta de casos nuevos reportados de hepatitis C crónica fue East Harlem (190.1 por cada 100 000 personas). Staten Island tuvo la tasa más alta (34.7 por cada 100 000 personas) de casos nuevos de hepatitis C reportados en personas de 0 a 29 años de edad.

A partir del 1 de enero de 2014, la ley del Estado de Nueva York exige que los proveedores de atención médica ofrezcan una prueba de detección de hepatitis C a todos los pacientes nacidos entre 1945 y 1965, así como atención médica de seguimiento o una remisión a otro proveedor de atención médica para las personas que reciban un resultado positivo.

Con base en la investigación realizada por el Programa de Hepatitis Viral del Departamento de Salud de junio a noviembre de 2014, el informe muestra que los factores más comunes mencionados por los proveedores y los pacientes como obstáculos para el tratamiento de la hepatitis C, fueron el uso activo de alcohol o drogas, otros estados médicos y problemas de salud mental. Este es un problema que está abordando la más reciente iniciativa del Programa de Hepatitis Viral, Project INSPIRE. El proyecto de demostración de tres años busca mejorar la atención y disminuir los costos para los pacientes con hepatitis C a través de la coordinación de la atención médica.

Hasta la fecha, Project INSPIRE ha inscrito a 1370 pacientes en un programa diseñado para apoyarlos a través del tratamiento para la hepatitis C mientras se manejan sus comorbilidades, incluyendo sus problemas salud mental y de abuso de sustancias controladas. Se espera que los pacientes inscritos logren alcanzar tasas de 90 % para los pacientes no cirróticos y al menos 50 % para los pacientes cirróticos. A través de un análisis de costos y del desarrollo de un nuevo modelo de pagos, el proyecto está dirigido a demostrar que la coordinación de la atención médica apoya a los pacientes a través de la cura, reduce los costos de hospitalizaciones y de la sala de emergencias, y reduce las complicaciones a largo plazo de la infección por hepatitis C. Project INSPIRE trabaja con dos centros médicos importantes en Upper Manhattan y el Bronx, donde la carga de la hepatitis C es la más alta de la ciudad.

El Programa de Hepatitis Viral del Departamento de Salud ofrece recursos gratis para apoyar a los proveedores de atención médica en la detección y atención de las hepatitis B y C. Estos recursos incluyen capacitaciones regulares en persona para los proveedores de atención médica y servicio social sobre temas relacionados con las hepatitis B y C, así como recursos educativos impresos y en línea para los pacientes y proveedores. Además, el programa es el principal organizador para Hep Free NYC (HepFree.NYC), una red de organizaciones comunitarias, organizaciones de atención médica, proveedores y defensores organizados de toda la ciudad para tratar las hepatitis B y C en la ciudad y de la HCV Clinical Provider Network , una red formal de hospitales de la Ciudad de Nueva York organizados alrededor de la hepatitis C (HepCX.NYC). Para obtener más información, visite nyc.gov/health/hepatitis o comuníquese a hep@health.nyc.gov.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Christopher Miller/Julien Martinez: PressOffice@health.nyc.gov