El Departamento De Salud Ha Concretado Las Normas Para Torres De Enfriamiento Con El Fin De Reducir El Riesgo De Brotes Epidémicos Graves De La Enfermedad Del Legionario

Al darles mejor mantenimiento a las torres de enfriamiento se reducirá la posibilidad de que surjan brotes epidémicos de la enfermedad del legionario

Las normas detallan los nuevos requisitos para la operación

y el mantenimiento de las torres de enfriamiento; los reglamentos entrarán en vigencia en treinta días

7 de abril de 2016 — El Departamento de Salud publicó hoy las normas concretas que rigen la operación y el mantenimiento de las torres de enfriamiento. La ley local, creada el verano pasado en colaboración con el Concejo Municipal como respuesta al brote de enfermedad del legionario, autorizó que el Departamento de Salud estableciera las normas para aplicar las medidas que se describen en el proyecto de ley. La Ciudad calcula que 3500 edificios tienen al menos una torre de enfriamiento y se verán afectados por las normas anunciadas. En agosto del año pasado, el alcalde Bill de Blasio firmó la primera legislación en el país que exigía el registro de todas las torres de enfriamiento, el desarrollo de los planes de mantenimiento y administración, inspecciones trimestrales, envío de informes al Departamento de Salud cuando las pruebas detectan mayores niveles de la bacteria Legionella y una certificación anual de que el propietario ha cumplido con estos requisitos. La legislación también ordenaba la desinfección de las torres de enfriamiento con niveles de Legionella que presentan riesgos potenciales para la salud. Las violaciones a estos requisitos están sujetas a multas penales de hasta $10 000. No cumplir con la desinfección de torres con mayores niveles de microbios se clasifica como un delito menor, que puede ser penado con hasta $25 000. Las normas se pueden encontrar aquí y entrarán en vigencia el lunes, 9 de mayo.

“Estos reglamentos continúan adoptando el enfoque enérgico de la administración para garantizar que las torres de enfriamiento reciban el mantenimiento adecuado”, dijo la comisionada de Salud, la Dra. Mary T. Bassett. “Agradezco al alcalde de Blasio y al Concejo Municipal por su compromiso para establecer estas normas justas e integrales, las cuales se desarrollaron con la información de los operadores de las torres de enfriamiento, los propietarios de edificios y los científicos de la salud. La ciudad de Nueva York guiará a la nación en la supervisión de las torres de enfriamiento, mismas que —aquí y en otras partes—, han sido asociadas con grandes brotes epidémicos en la comunidad”.

“El liderazgo de la Ciudad con respecto a este tema está en mantener la tradición distinguida del Departamento de Salud, que se remonta varias generaciones, para proteger a la salud pública”, dijo el miembro de la Asamblea Richard Gottfried, presidente del Comité de Salud de la Asamblea del Estado de Nueva York.

“Después de los devastadores brotes epidémicos del verano pasado, los residentes del Bronx conocen de primera mano lo que la enfermedad del legionario le puede hacer a la comunidad”, dijo Vanessa Gibson, miembro del Concejo. “Estoy orgullosa del trabajo que realizó la administración en la elaboración de los reglamentos completos para el mantenimiento y la regulación de las torres de enfriamiento, una necesidad de salud pública que es consistente con nuestros objetivos de evitar en un futuro los brotes epidémicos graves en la comunidad”.

“Como presidente del Comité de Vivienda y Edificios, me complace que el Departamento esté avanzando para proteger mejor a las personas de Nueva York contra brotes de la enfermedad del legionario”, dijo el miembro del Concejo Jumaane D. Williams. “Con la legislación que se adoptó en el comité de Vivienda y el Concejo en pleno, en combinación con estas nuevas reglas, los neoyorquinos pueden sentir más confianza en que los 3500 edificios con torres de enfriamiento ya no servirán de caldo de cultivo para la lamentable, aunque tratable, enfermedad del legionario”.

“Cuarenta años después de su descubrimiento, sabemos que la enfermedad del legionario se puede prevenir al detener el crecimiento de la bacteria Legionella en los sistemas de agua, como las torres de enfriamiento”, dijo Janet Stout, PhD, presidenta y directora del Laboratorio de Patógenos Especiales en Pittsburgh. “Los sencillos y proactivos pasos que se describen en la normativa de la Ciudad de Nueva York evitarán brotes, salvarán vidas y servirán de modelo nacional de salud pública para la prevención de la enfermedad del legionario, asociada a los sistemas de agua de los edificios”.

“Con la publicación de las nuevas reglas, el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York está demostrando un liderazgo sólido en la reducción de contaminación en las torres de enfriamiento y en proteger al público de la enfermedad del legionario”, dijo la Dra.Ruth L. Berkelman, directora del Centro de Investigación y Preparación para la Salud Pública en Emory University.

Las nuevas reglas incluyen requisitos que establecen que los propietarios de edificios deben realizar una evaluación de riesgos y desarrollar un plan completo que presente detalladamente quién es el personal responsable de realizar las actividades diarias, semanales, trimestrales y anuales para mitigar los riesgos identificados. Los propietarios de edificios deben realizar análisis químicos del agua al menos tres veces por semana, deben instalar dispositivos para ayudar a reducir la generación de vaporización, deben mantener la desinfección continua, hacer pruebas al menos una vez cada noventa días para determinar si hay presencia de la bacteria Legionella, así como limpiar por completo las torres al menos dos veces al año. Además, las torres de enfriamiento y los condensadores por evaporación que se han apagado debido al invierno se deben limpiar y desinfectar antes de volverlos a encender. Las nuevas normas exigen que la limpieza y la desinfección se realicen en un plazo de quince días antes de que se ponga en funcionamiento la torre de enfriamiento.

Los reglamentos propuestos fueron sometidos a un período de comentarios públicos en enero de 2016. Varios de los comentarios recibidos se incorporaron en los reglamentos finales.

###

#023-16

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Christopher Miller/Julien Martinez: PressOffice@health.nyc.gov