Asma

[ View this page in English ]

Asma

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que causa dificultad para respirar. Puede afectar a niños y adultos. Los síntomas del asma incluyen tos, sibilancia, dificultad para respirar y opresión en el pecho. Durante un episodio o ataque de asma, las vías respiratorias de sus pulmones se inflaman. Siente presión en el pecho. Es posible que tenga tos, sibilancia o dificultad para respirar. Esto ocurre cuando sus pulmones están expuestos a algo —a un desencadenante—. La inflamación de sus pulmones puede ocurrir lentamente, incluso si usted no se da cuenta.

Tenga un plan para controlar el asma

El asma no está bajo control si los ataques ocurren con frecuencia. La mejor forma para controlar el asma es colaborar con su proveedor de atención médica para encontrar el medicamento diario adecuado. Las personas pueden morir a causa del asma si esta no se controla adecuadamente. Su plan para controlar el asma debe incluir:

Cómo usar un medicamento para el asma adecuadamente+

Los medicamentos de control se pueden usar para prevenir los ataques en las personas que tienen asma persistente. Usted tiene asma persistente si tiene síntomas de día más de dos veces a la semana o síntomas nocturnos más de dos veces al mes.

  • Los medicamentos de control se tienen que tomar todos los días, incluso si se siente bien.
  • Los corticosteroides inhalados no son lo mismo que los esteroides anabólicos, los cuales algunas personas usan de forma arriesgada para desarrollar músculos.

Los medicamentos de alivio rápido se pueden usar para aliviar los síntomas:

  • A diferencia de los medicamentos de control, los medicamentos de alivio rápido no previenen los ataques.
  • Lleve un medicamento de alivio rápido con usted en todo momento, en caso de emergencia.

Los espaciadores son importantes:

Muchos medicamentos para el asma son inhalados. Si usted usa un inhalador o una bomba con dosis medida, asegúrese de usar un espaciador. Esto ayuda a que llegue la cantidad correcta de medicamento directamente a sus pulmones. Siga las instrucciones de su médico para administrar el medicamento y evitar cosas que puedan hacer que los síntomas del asma empeoren.

Ocultar

Cómo evitar los desencadenantes del asma+

Este consciente de las cosas en su entorno que pueden causarle ataques de asma o hacer que sus síntomas empeoren. Estos “desencadenantes” son diferentes para cada persona y pueden existir dentro o fuera de su casa. Los desencadenantes comunes incluyen:

Ubicación Desencadenantes Qué puede hacer

Al aire libre

  • Contaminación del aire
  • Polen
  • Clima extremadamente frío o extremadamente caluroso
  • Consulte el reporte del clima todos los días para obtener información sobre:
    • Temperaturas extremas
    • Nivel de contaminación del aire (conocido como "índice de calidad del aire")
    • Conteos de polen
  • Limite el tiempo que pasa al aire libre y realizar ejercicios intensos durante los días extremadamente cálidos o fríos o cuando los niveles de contaminación del aire o los conteos de polen sean altos.
  • Mantenga las ventanas cerradas durante la temporada de polen y use el aire acondicionado si es posible.

Al aire libre y dentro de la casa

  • Virus de resfriado y de gripe
  • Evite contraer resfriados y gripe, lavándose las manos con frecuencia.
  • Vacúnese contra la gripe cada año.

Dentro de la casa

  • Polvo
  • Humo de tabaco
  • Caspa de mascotas
  • Moho
  • Químicos con olores fuertes que se encuentran con frecuencia en los productos de limpieza, pintura o desodorizantes
  • Plagas como cucarachas, ratones y ratas
  • Reduzca el polvo al eliminar el desorden y limpiar regularmente.
  • No permita que nadie fume adentro de la casa o del carro. Intente dejar de fumar por completo.
  • No permita que las mascotas peludas se suban a los muebles ni deje que entren a las habitaciones donde duermen los niños que tienen asma.
  • Evite el crecimiento de moho, evitando la humedad. Repare fugas y limpie el agua estancada tan pronto como sea posible.
  • Evite usar químicos que tengan olores fuertes. Si tiene que usarlos, use la menor cantidad posible y abra las ventanas o use ventiladores para disipar los olores.
  • Proteja su hogar de las plagas (PDF)

Ocultar

Cómo responder a los síntomas y ataques+

Puede evitar los ataques de asma con un control del asma adecuado, incluyendo tomar un medicamento todos los días. Sin embargo, si ocurre un ataque, esté preparado/a para usar el medicamento de alivio rápido y sepa cuándo debe buscar tratamiento médico.

Muchas personas usan su medicamento de alivio rápido con demasiada frecuencia.

  • ¿Usa usted diariamente su medicamento de alivio rápido para detener un episodio de asma?
  • ¿Lo necesita más de cuatro veces en un solo día para detener los episodios de asma?

Si usted respondió "sí" a cualquiera de las preguntas anteriores, entonces está teniendo demasiados episodios de asma. Su medicamento de alivio rápido puede hacer que se sienta mejor durante un rato, pero eso no significa que está mejorando. De hecho, las vías respiratorias de sus pulmones se están inflamando más y más, y usted está en riesgo de tener un episodio de asma grave.

Pregúntele a su médico sobre un medicamento de prevención que pueda ayudarle a detener la inflamación de sus vías respiratorias para evitar los episodios de asma.

 

Ocultar

Cómo controlar el asma de su hijo/a mientras está en la escuela+

Pídale a su médico que complete un Formulario de administración de medicamentos para el asma (PDF) y entréguelo a la enfermería de la escuela de su hijo/a. Llene un nuevo formulario al inicio de cada año escolar. Informe a los familiares, la enfermería de la escuela y otros encargados del cuidado sobre cómo controlar el asma de su hijo/a cuando usted no esté presente y qué deben hacer en caso de un ataque.

Ocultar

Lleve un estilo de vida activo con asma

El asma no tiene que impedir que su hijo/a lleve un estilo de vida activo y una vida saludable. Cuando el asma está bajo control, usted o su hijo/a pueden:

  • participar plenamente en deportes y otras actividades físicas;
  • asistir a la escuela o al trabajo;
  • dormir toda la noche;
  • evitar los síntomas de asma intensos;
  • evitar acudir a la sala de emergencias o estar hospitalizado debido al asma.