Edificio Libre de Humo

[ View this page in English ]

Vivienda libre de humo

Los administradores y residentes de edificios multifamiliares en todo el país están descubriendo los beneficios de tener una vivienda libre de humo.

Un edificio 100 % libre de humo es aquel en donde está prohibido fumar en cualquier parte. Eso significa que no se permite fumar en apartamentos individuales ni en áreas comunes, tanto interiores como exteriores. En algunos edificios libres de humo puede permitirse fumar solo en un área limitada en el exterior.

Beneficios

Todos se benefician de una vivienda libre de humo:

  • Para los propietarios, hay menos daño a la propiedad y menos costos entre una ocupación y otra. Además, un riesgo menor de incendio puede dar como resultado un ahorro en sus seguros.
  • Para los residentes, el aire es más puro y más saludable en sus hogares, así como en las áreas comunes, tales como pasillos, vestíbulos y escaleras.

Vivienda libre de humo en la ciudad de Nueva York

Los primeros edificios residenciales de Nueva York en adoptar las normas sobre espacios 100 % libres de humo han abierto sus puertas. Actualmente, muchas residencias están considerando esta política. Una encuesta de 2014 realizada a votantes de la ciudad descubrió que casi un 70% quieren vivir en una vivienda libre de humo. Puede acceder a la lista de edificios libres de humo de la ciudad visitando el sitio en inglés SmokeFreeHousingNY (vivienda libre de humo de Nueva York).

Vivienda libre de humo en otras ciudades

La vivienda libre de humo es popular en varias ciudades importantes, incluyendo Los Ángeles, Boston y Seattle, en donde decenas de miles de apartamentos son ahora libres de humo.

Pasos para que los propietarios de edificios logren que su edificio sea libre de humo

  1. Decida la política a adoptar. ¿Desea que todo el edificio y áreas comunes sean libres de humo o solo los apartamentos y áreas interiores? Puede involucrar a los residentes en el proceso, posiblemente a través de una encuesta.
  2. Informe a los residentes. Distribuya una carta o aviso para asegurarse de que todos acepten las nuevas normas. Esta carta o aviso debe incluir:
    • Detalles de la política
    • Beneficios de la norma
    • Fecha de vigencia
    • Recursos para dejar de fumar
  3. Añada la norma en los contratos de arrendamiento. Además de añadir la norma en los nuevos contratos de arrendamiento, también puede modificar los contratos actuales durante su renovación o si un residente acepta voluntariamente el cambio en el contrato.
  4. Haga cumplir la norma. Debe colocar letreros, retirar los ceniceros y la basura que generan los fumadores, y comenzar a hablar a los futuros inquilinos acerca de esta norma.

Los apartamentos con alquiler regulado pueden tener normas especiales. Debería consultar con un abogado antes de realizar cambios en las normas para esos apartamentos.

Recursos

Para solicitar una copia del kit sobre vivienda libre de humo o recibir otros materiales, llame al 311.

Recursos en inglés