El Alcalde Bloomberg Anuncia Demanda Contra Negocios De Tabaco Para Liar Que Evaden Impuestos

November 21, 2011

Las tiendas argumentan que no fabrican ni venden cigarrillos; sin embargo, los clientes salen de ellas con cigarrillos liados sin pagar todos los impuestos

El alcalde Michael R. Bloomberg anunció hoy la interposición de una demanda legal contra Island Smokes LLC y Island Smokes III LLC, negocios que evaden los impuestos a los cigarrillos al dar a los clientes tabaco suelto, tubos de papel para enrolar cigarrillos y acceso a máquinas que producen instantáneamente cigarrillos terminados para los clientes en el lugar.  Estos negocios de “líe su propio tabaco” (o “roll-your-own”, en inglés) venden cigarrillos ignorando estatutos de impuestos y otras regulaciones aplicables a los cigarrillos, argumentando que los dueños del negocio no venden cigarrillos, sino que simplemente dan a los clientes la “facilidad” para que armen sus cigarrillos por sí mismos.  La demanda de la Ciudad, interpuesta en el Tribunal del Distrito federal Sur de Nueva York, alega que los negocios de Island Smokes en Manhattan y Staten Island, junto con sus propietarios y empleados, violan la Ley federal de contrabando de cigarrillos y la Ley de estándares de mercadeo de cigarrillos del Estado de Nueva York al vender cigarrillos de los cuales no se han pagado los debidos impuestos.  La demanda también aduce que los acusados ocasionan una perturbación pública, entre otros, al vender cigarrillos que no han sido certificados como “seguros para incendios”, como exigen las leyes del Estado de Nueva York.

“Ellos están tratando de evadir la ley argumentando que no están en el negocio de vender cigarrillos cuando claramente lo están”, dijo el alcalde Bloomberg.  “La mayoría de los negocios acatan las leyes, juegan siguiendo las normas y pagan sus impuestos.  No vamos a permitir que algunos negocios eludan la ley y aseguraremos que el campo de juego esté nivelado.  Ellos están quitando engañosamente los clientes a otros negocios e intentando neutralizar uno de nuestros disuasivos más fuertes contra el cigarrillo”.

“Esta demanda legal es un medio poderoso de detener la producción ilegal de cigarrillos ― y un paso importante para dejar a los negocios saber que no pueden inventar lagunas jurídicas para evadir las estrictas leyes de la Ciudad de Nueva York”, dijo el abogado de la Ciudad Michael A. Cardozo.

“Aunque estamos logrando un progreso real contra el hábito de fumar, llevando nuestro índice de fumadores a un récord histórico de 14 por ciento, esta es aún la principal causa de muertes prematuras en nuestra ciudad”, dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado del Departamento de Salud e Higiene Mental (DOHMH, en inglés).  “Los que venden y los que compran productos de tabaco deben acatar las leyes que protegen la salud de los neoyorquinos”.

“El Departamento de Finanzas y su División de Cumplimiento de Leyes de Impuestos de la Comisaría están comprometidos a llevar ante la justicia a cualquiera que viole las regulaciones sobre impuetos a los cigarrillos”, dijo el comisionado del Departamento de Finanzas (DOF, en inglés) David M. Frankel.  “Esto está poniendo nerviosos a los que desacatan conscientemente las leyes.  Aquí, Island Smokes ha intentado hallar lagunas jurídicas en la ley para pasar por debajo del radar, y no lo toleraremos”.

Como ha sido descrito por Investigadores de fraudes de la Comisaría, la División de Cumplimiento de Leyes de Impuestos, los clientes en las dos ubicaciones de Island Smokes compran tabaco suelto y paquetes de tubos de papel para cigarrillos con filtros adjuntos.  Después, los empleados de las tiendas ayudan a los clientes a liar cigarrillos usando máquinas ubicadas en y propiedad de o arrendadas por la tienda.  Las máquinas llenan los tubos de papel con tabaco que ha sido compactado para producir cigarrillos terminados, los cuales los clientes después pagan por paquete o por cartón.  Aunque dicen que no fabrican ni venden cigarrillos, en la publicidad de Island Smokes se representan como “la primera tienda con servicios completos de cigarrillos naturales y de descuento en el área triestatal”, ofreciendo “cartones de cigarrillos totalmente naturales”.

Las ventas de cigarrillos sobre los que no se ha pagado impuestos privan a la Ciudad de millones de dólares en ingresos fiscales de los cigarrillos, hacen daño a los pequeños negocios que cumplen la ley y socavan las medidas de salud pública para disuadir a los fumadores del hábito.  La demanda de la Ciudad contra Island Smokes busca obtener un mandato judicial para que los acusados paren sus ventas ilegales, la distribución y la publicidad de cigarrillos sin impuestos, al igual que la compensación de ingresos tributarios perdidos por la Ciudad como resultado de las actividades ilícitas de Island Smokes.  La acción de la Ciudad fue tomada mientras que los propietarios de Island Smokes hacían declaraciones públicas en las que indican su intención de abrir “inminentemente” diez ubicaciones más por toda la ciudad.

Además, al principio de esta semana, el Tribunal federal del Distrito Sur de Nueva York desestimó una impugnación a la ley municipal que prohíbe el tabaco con sabor y sin humo.  La ley de la Ciudad prohíbe la venta de cigarrillos con sabor en los cinco condados, excepto en los bares de tabaco.  El Concejo Municipal jugó un papel decisivo en los esfuerzos relacionados con la prohibición del tabaco con sabor, y la juez Colleen McMahon hizo cumplir la prohibición de la Ciudad.  Los demandantes, fabricantes y distribuidores de productos de tabaco sin humo reclamaban que, como la ley federal regula varios aspectos de la venta y el uso de los productos de tabaco, esta impedía a la Ciudad adoptar sus restricciones en la venta de tabaco con sabor.  Sin embargo, en una decisión exhaustiva del martes, el jurado no aceptó el argumento, hallando que “con respecto a las regulaciones relacionadas con, o incluso que prohíben las ventas de productos de tabaco, los gobiernos locales tienen la libertad de ir más allá de cualquier nivel federal establecido por [la ley federal] o por acciones tomadas por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA, en inglés) en conformidad con estos”.

Stu Loeser / Julie Wood

(212) 788-2958
Kate Alhers O'Brien (Law Department)

(212) 788-0400