El Tribunal Supremo del Estado de Nueva York Confirma la Regla de Advertencia Sobre el Sodio del Departamento de Salud, Convirtiendo a la Ciudad de Nueva York en La Primera Municipalidad de Los Estados Unidos en Requerir que las Cadenas de Restaurantes Coloquen Advertencias Sobre el Sodio

El ícono ayuda a los neoyorquinos a identificar fácilmente los productos del menú que
contienen más sodio (sal) del que se recomienda consumir en un día entero

La regla se hará cumplir a partir del 1.° de marzo

Un alto consumo de sodio puede aumentar la presión arterial y el riesgo de enfermedad
cardíaca y accidente cerebrovascular 

24 de febrero de 2016 — Hoy, el Tribunal Supremo del Estado de Nueva York confirmó la regla de advertencia sobre el sodio, despejando el camino para que la Ciudad aplique una regla que exija que las cadenas de restaurantes publiquen un ícono de salero al lado de los artículos que contengan 2300 miligramos de sodio o más, lo que constituye  el límite diario total recomendado. La regla también requiere que los establecimientos de cadenas de servicios de alimentos publiquen la advertencia sobre el sodio en los lugares donde los clientes hacen sus pedidos. Nueva York es la primera ciudad de la nación en requerir que las cadenas de restaurantes coloquen el ícono de advertencia junto a los productos del menú que contengan altos niveles de sodio. La regla de advertencia sobre el sodio fue aprobada de forma unánime por la Junta de Salud de la Ciudad de Nueva York el 9 de septiembre de 2015. Las cadenas con quince ubicaciones o más en el país tienen hasta el 1.° de marzo para cumplir con el nuevo requisito; de lo contrario, a partir de esa fecha, existirá la posibilidad de que reciban una multa. Cadenas como Applebee’s, Subway, TGI Friday’s y las salas de cine de Regal Entertainment Group ya comenzaron a implementar la regla.

"Si su comida tiene tanto sodio que amerita un salero en el menú, entonces, pensando en su salud, ordene algo más", dijo el alcalde de Blasio. "Demasiados neoyorquinos están en riesgo de padecer presión arterial alta, enfermedad cardíaca y accidentes cerebrovasculares debido a un alto consumo de sodio, y este salero ayudará a los neoyorquinos a tomar mejores decisiones acerca de su dieta y, ultimadamente, a llevar una vida más saludable y, muy probablemente, más larga".

"La decisión del Tribunal Supremo del Estado de confirmar la regla de la etiqueta de advertencia sobre el sodio es un logro para la salud de todos los residentes de la ciudad de Nueva York", dijo la comisionada de Salud, la Dra. Mary T. Bassett. "Los neoyorquinos tendrán ahora la información necesaria para tomar decisiones mejores y bien informadas acerca de sus
dietas y su salud. Exhortamos a todas las personas que comen en estos establecimientos a que usen esta información de fácil acceso al elegir sus alimentos".

"Las advertencias de sodio son una buena política de salud pública", dijo el presidente del Comité de Salud de la Asamblea, Richard N. Gottfried. "Más información ayuda a las personas a hacer elecciones más inteligentes. El liderazgo de salud pública funciona; salva vidas. Me alegra que los tribunales hayan apoyado esta importante iniciativa".

"Los tribunales hablaron y la Ciudad de Nueva York ahora establecerá el estándar para la colocación de etiquetas de alto contenido de sodio en los menús de los restaurantes. Aplaudo las iniciativas del alcalde y, como el promotor de la legislación en la Asamblea (A8266), haré mi parte para ver que esta nueva regla se aplique en todo el Estado. No podemos esperar a que el gobierno federal cree nuevas directrices relacionadas con el sodio. Los habitantes de Nueva York merecen saber qué contiene la comida que ordenan para hacer mejores elecciones para sí mismos y para sus hijos", dijo el vocero asistente de la Asamblea, Felix W. Ortiz.

"Los estadounidenses merecen saber cuánto sodio contiene su comida. La etiqueta de advertencia sobre el sodio identifica los niveles extremos de sodio en los menús de los restaurantes. Información como esta permitirá que las personas tomen decisiones que sean mejores para su salud. La ciencia es clara: reducir el consumo de sodio reduce la presión arterial en adultos y niños. Una presión arterial más baja significa una mejor salud del corazón para los estadounidenses", dijo Lawrence J. Appel, MD, MPH, un vocero de la Asociación Americana del Corazón y director del centro para la prevención, epidemiología e investigación clínica Welch Center for Prevention, Epidemiology and Clinical Research.

"Desde exigir las calorías en los menús hasta deshacerse de la grasas trans artificiales, la Ciudad de Nueva York ha sido el ejemplo cuando se trata de mejorar nuestro ambiente alimenticio", dijo Michael F. Jacobson, presidente del centro para la ciencia en el interés público Center for Science in the Public Interest. "Ahora que el tribunal ha dado su bendición para colocar las advertencias sobre el sodio en los menús, esperamos que otras ciudades consideren medidas similares dirigidas a reducir ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares y otros problemas del corazón relacionados con el sodio".

La regla de advertencia sobre el sodio se promulgó en el 2015 para advertir a los neoyorquinos sobre los alimentos de las cadenas de restaurantes con un contenido de sodio excesivamente alto. Hay un vínculo claramente establecido entre un alto consumo de sodio y la presión arterial alta, la enfermedad cardíaca
y los accidentes cerebrovasculares. La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte a nivel nacional y es responsable de una de cada cuatro muertes. En el año 2013, casi 17 000 personas en la ciudad de Nueva York murieron debido a una enfermedad cardíaca. El adulto promedio en la ciudad de Nueva York consume casi
40 % más sodio que el límite diario recomendado de 2300 mg. 

La etiqueta de advertencia sobre el sodio será una herramienta clave en los esfuerzos por reducir enfermedades crónicas y para reducir las brechas de salud entre personas blancas y de color.  En nuestra ciudad, la enfermedad cardíaca no cobra vidas equitativamente. Por ejemplo, el índice de muerte prematura por enfermedad cardíaca fue aproximadamente 80 % más alto entre los neoyorquinos  negros que entre los neoyorquinos blancos en el año 2013.

Puede encontrar más información al respecto en el sitio web de la agencia, en nyc.gov/health.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Christopher Miller/Julien Martinez: PressOffice@health.nyc.gov