El Departamento de Salud Publicó Información de Las Estadísticas Demográficas Anuales Generales de La Ciudad Que Demuestran Mejorías, Aunque Persisten Las Desigualdades Entre Los Vecindarios

Aumentó la esperanza de vida de los neoyorquinos negros e hispanos; se redujo el índice de mortalidad y mortalidad prematura.

La mortalidad infantil alcanzó un mínimo histórico de 4.2 muertes por cada 1000 nacidos vivos.


22 de marzo de 2016 — El Departamento de Salud publicó hoy el Resumen de estadísticas demográficas de 2014, el cual demuestra que la esperanza de vida general al nacer en la ciudad de Nueva York en 2013 fue de 81.1 años, un aumento de dos años y un mes desde 2004. Sin embargo, los índices generales de toda la ciudad a menudo enmascaran desigualdades entre los vecindarios con altos y bajos niveles de pobreza en la ciudad de Nueva York; estás desigualdades se siguen viendo en cuanto a la esperanza de vida, la mortalidad prematura y la mortalidad infantil. En la ciudad de Nueva York, los resultados los resultados de salud desfavorables con frecuencia se correlacionan con la pobreza en los diversos vecindarios de la ciudad. Este nuevo informe presenta los datos sobre la expectativa de vida, así como los datos sobre los nacimientos, los fallecimientos y la mortalidad infantil. Las estadísticas del informe anual se dividen por grupo racial/étnico, vecindario y sexo. El Resumen de estadísticas demográficas se encuentra en el sitio web de la agencia, nyc.gov/health.

Estos nuevos datos refuerzan el compromiso de la administración del alcalde de Blasio a abordar las desigualdades de salud agresiva e intencionadamente. Recientemente, la ciudad anunció una iniciativa integral para reducir la mortalidad prematura en su plan OneNYC. El Departamento de Salud creó en el 2014 el Centro para la Equidad en Salud (CHE, por sus siglas en inglés), con el fin de reducir las desigualdades en salud y abordar mejor las necesidades de salud de los vecindarios que continúan enfrentando desproporcionadamente una carga de enfermedades y desafíos significativos en el aspecto social, económico y de salud.

“Las mejoras a largo plazo en la esperanza de vida y la mortalidad prematura enmascaran la realidad desde tiempos inmemoriales de la inequidad en las comunidades de color de la ciudad de Nueva York, la cual ha sido impulsada por un legado de injusticia persistente”, expresó la comisionada de Salud, la Dra. Mary T. Bassett. “Este informe confirma una vez más el trabajo crítico que se debe hacer para revertir la continuación y, en algunos casos, el crecimiento de las desigualdades de salud entre los vecindarios pobres y ricos de la ciudad de Nueva York. Deseo reconocer el compromiso del alcalde de Blasio para garantizar que todos los neoyorquinos tengan la oportunidad de vivir una vida larga y saludable”.

“Este informe de estadísticas demográficas incluye algunas buenas noticias”, dijo Corey Johnson, miembro del Concejo y presidente de la Comisión de Salud. “El aumento en la esperanza de vida y la reducción en la mortalidad prematura son causa de celebración. Sin embargo, las desigualdades continuas entre las comunidades destacan la cantidad de trabajo que debemos realizar. Aplaudo al alcalde de Blasio y a la comisionada Bassett por su dedicación para la eliminación de las desigualdades de salud entre las comunidades y espero colaborar con ellos en esta iniciativa”.

“Es importante que la expectativa de vida de los neoyorquinos siga aumentando mientras los índices generales de fallecimientos y mortalidad prematura sigan disminuyendo. Al mismo tiempo, las estadísticas demográficas del Departamento de Salud demuestran que los neoyorquinos más pobres siguen padeciendo las desigualdades de salud, lo cual da lugar a la urgencia renovada del enfoque de la administración del alcalde de Blasio en el alivio de la desigualdad en toda nuestra ciudad”, dijo el miembro de la Asamblea Richard N. Gottfried, presidente del Comité de Salud de la Asamblea.

Puntos Destacados del Informe

Esperanza de vida
  • En el 2013 la esperanza de vida al nacer en la ciudad de Nueva York fue de 81.1 años, un aumento de dos años y un mes desde 2004.
  • La esperanza de vida sigue aumentando para los neoyorquinos negros no hispanos y los hispanos; del año 2012 al 2013 aumentó alrededor de un mes para cada grupo. 
  • La diferencia en la esperanza de vida en los vecindarios de niveles muy altos de pobreza en comparación con los vecindarios de niveles bajos de pobreza aumentó a 7.4 en 2013, en comparación con la diferencia de 5.8 en 2005, lo cual indica una ampliación en la desigualdad de salud.
  • La esperanza de vida de los blancos no hispanos se redujo dos meses entre los años 2012 y 2013.
  • La esperanza de vida en Battery Park/Tribeca fue la más alta (85.9 años) y la de Brownsville fue la más baja (74.4 años).

Mortalidad prematura (menos de 65 años de edad)
  • El índice de mortalidad prematura ajustado a la edad de 2014 en la ciudad de Nueva York fue de 186 muertes por cada 100 000 habitantes, una reducción de 21.2 % desde el 2005.
  • El índice de mortalidad prematura ajustado a la edad fue 2.5 veces mayor en los vecindarios con niveles de pobreza muy altos en comparación con los vecindarios con niveles de pobreza bajos en el 2014, lo cual representa una tendencia de constante aumento de la mortalidad prematura más alta en los vecindarios con niveles de pobreza más altos; el índice fue 2.3 veces mayor en el 2005.
  • Las tres causas principales de muerte prematura en el 2014 fueron el cáncer, la enfermedad cardíaca y el uso de drogas/envenenamiento.

Mortalidad
  • El índice de mortalidad prematura ajustado a la edad de 2014 en la ciudad de Nueva York se redujo un 2.5 % desde el 2013 y 18.9 % desde el 2005.
  • Los índices de mortalidad por las tres causas principales de muerte en la ciudad de Nueva York —enfermedad cardíaca, cáncer e influenza/neumonía— han disminuido desde el 2005. Los índices se han reducido un 30.8 %, 5.1 % y 28.1 %, respectivamente.
  • El índice de mortalidad por todas las causas ajustado a la edad fue 1.7 veces mayor en los vecindarios con niveles de pobreza muy altos en comparación con los vecindarios con niveles de pobreza bajos en el 2014, lo cual representa una tendencia de constante aumento; el índice fue 1.5 veces mayor en el 2005.
  • Desde el 2005, en general se han reducido los índices de muerte por las tres causas principales de muerte accidental: sobredosis accidental de drogas, caídas y accidentes con vehículos motorizados.
  • Por tercer año consecutivo la enfermedad de Alzheimer rebasó al VIH en la lista de las diez principales causas de muerte en general. Al dividirlas por grupo racial/étnico, el VIH sigue estando entre las diez principales causas de muerte de los negros no hispanos.

Mortalidad infantil
  • El índice de mortalidad infantil alcanzó en el 2014 un mínimo histórico de 4.2 muertes de niños por cada 1000 nacidos vivos, acercando a la ciudad de Nueva York a la meta de OneNYC de 3.7 por cada 1000 nacidos vivos para el año 2040. Sin embargo, los neoyorquinos puertorriqueños y negros no hispanos experimentan índices de mortalidad infantil que casi duplican el índice de toda la ciudad.
  • Los índices de mortalidad infantil han disminuido entre los niños nacidos de madres de todos los grupos de edades desde el 2005, a pesar de que siguen siendo alrededor de 1.5 veces mayores en las áreas que tienen niveles de pobreza muy altos en comparación con las áreas que tienen niveles de pobreza bajos.

Nacimientos

  • En el 2014, el índice bruto de natalidad en la ciudad de Nueva York fue de 14.4 nacimientos por cada 1000 habitantes, un aumento del 0.7 % desde el 2013. Este es el primer aumento en el índice de nacimientos de toda la ciudad desde el 2007.
  • Entre los años 2005 y 2014 aumentaron los índices de nacimientos en el grupo de blancos no hispanos (9.7 %) y disminuyeron en los grupos de hispanos (18.1 %) y negros no hispanos (16.2 %).
  • Los índices de nacimientos fueron más altos en Borough Park (27.4 nacimientos por cada 1000 habitantes) y más bajos en Bayside (5.7 nacimientos por cada 1000 habitantes).
  • Los índices de nacimientos de niños de madres adolescentes se han reducido en los últimos diez años, con una reducción del 51 % entre las adolescentes de menos de 18 años de edad desde el 2005. Sin embargo, los índices siguen siendo comparativamente altos en los vecindarios más pobres de la ciudad. En el 2014, los nacimientos de niños de madres adolescentes fueron 5.9 veces mayores en los vecindarios con niveles de pobreza muy altos en comparación con los vecindarios con niveles de pobreza bajos.
  • El índice bruto de terminación inducida del embarazo sigue disminuyendo en toda la ciudad y en todos los grupos raciales/étnicos. Desde el 2005, la reducción más marcada ha ocurrido en mujeres entre las edades de 15 a 19 años (49.1 %).

Iniciativas de Toda La Ciudad

El Departamento de Salud seguirá abordando los factores sociales determinantes de la salud, asegurando la inversión de los recursos tan necesitados, y ampliando los servicios en los barrios que llevan una carga desproporcionada de mala salud y mortalidad prematura. En el 2003, el Departamento de Salud creó las Oficinas de Salud Pública Distrital de East y Central Harlem, de South Bronx y de North y Central Brooklyn. El compromiso de la agencia a trabajar en estos vecindarios se amplió en el 2014 con el lanzamiento del Centro para la Equidad en Salud. La misión del Centro para Equidad en Salud es eliminar la desigualdad de salud al invertir tiempo y recursos en los vecindarios clave, formar alianzas con otros organismos de la ciudad y con defensores de la comunidad que progresan en temas de justicia social y racial, y poner en evidencia la injusticia.

En el 2015, la administración del alcalde de Blasio lanzó One New York: The Plan for a Strong and Just City, OneNYC (UnaNYC: el plan para una ciudad fuerte y justa). Uno de sus objetivos es garantizar que todos los neoyorquinos vivan una vida larga y saludable. La mortalidad prematura se relaciona estrechamente con la pobreza, que en la ciudad de Nueva York se correlaciona con las comunidades de color que han sido sometidas a opresión estructural e histórica durante mucho tiempo. La ciudad se ha comprometido con la reducción del índice de mortalidad prematura en un 25 % para el año 2040, con el objetivo de disminuir drásticamente las desigualdades entre los grupos raciales/étnicos. 

En octubre del 2015, el Departamento de Salud lanzó Take Care New York 2020 (Cuídate Nueva York, TCNY 2020), un plan de salud integral que identifica las áreas claves para la mejorar la salud y lograr grandes avances en la igualdad de salud. TCNY 2020 incluye un enfoque de participación de la comunidad sin precedentes, en el que miembros de la comunidad clasifican y priorizan los problemas de salud de su vecindario en los que desean concentrarse y mejorar. Estas clasificaciones, identificadas a través de una serie integral de consultas comunitarias en toda la ciudad, se están utilizando para desarrollar planes de acción locales para abordar los principales problemas de salud identificados por los residentes. Para ayudar a informar sobre el proceso de consulta en la comunidad, el Departamento de Salud realizó los perfiles de salud de la comunidad (CHPs, por sus siglas en inglés) de cada vecindario de la ciudad, que proporciona datos sobre cada vecindario y lo clasifica de acuerdo con 42 diferentes indicadores relacionados con la salud, tales como los índices de obesidad, nuevos casos de VIH, índices de graduación de la escuela secundaria y la calidad del aire.

En febrero, durante el discurso del estado de la ciudad, el alcalde de Blasio anunció la apertura de tres nuevos Centros de Acción de Salud en el Vecindario que brindarán espacio para la atención primaria y los necesarios servicios integrales no clínicos en edificios subutilizados de los que es dueño la Ciudad, ubicados en vecindarios con altos índices de morbilidad y mortalidad infantil.

###

#018-16

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Christopher Miller/Julien Martinez: pressoffice@health.nyc.gov