Continuación Del Informe Detallado De Las Publicaciones Del Departamento De Salud Descenso En La Tasa De Mortalidad Por Lesiones Infantiles Generales Entre 1999 Y 2013

Las muertes por lesiones relacionadas con los vehículos motorizados y el fuego disminuyeron, pero siguieron siendo las principales causas de muerte por lesiones accidentales en los niños

Las tasas de mortalidad por lesiones intencionales y accidentales siguen siendo más altas entre los niños que viven en zonas de mucha pobreza y los niños negros


25 de mayo de 2016 – El Departamento de Salud, en su papel principal en el Equipo Asesor de Revisión de la Mortalidad Infantil de la Ciudad de Nueva York, dio a conocer hoy su informe anual que detalla las muertes por lesiones en los niños durante un período de 15 años. El total anual de muertes por lesiones disminuyeron de 61 muertes en 1999 a 46 muertes en 2013. La tasa de mortalidad infantil por lesiones de la Ciudad de Nueva York sigue siendo sustancialmente inferior a la tasa nacional (4 vs. 8 muertes por cada 100,000 niños). La mayoría de las muertes por lesiones fueron accidentales. Las muertes relacionadas con los vehículos motorizados y con el fuego, las dos principales causas de muertes infantiles por lesiones accidentales, disminuyeron en el período de 15 años analizado en este informe. La disminución sustancial en las muertes relacionadas con vehículos motorizados entre los niños negros es alentadora y ha contribuido a reducir las disparidades en el total de las muertes infantiles por lesiones accidentales. En el informe se examinan las tendencias en las muertes por lesiones entre los niños de uno a 12 años en la Ciudad de Nueva York. Puede encontrar el informe en nyc.gov/health.

“Si bien es alentador observar una disminución en las tasas generales de mortalidad por lesiones entre los niños, toda muerte de un niño es una tragedia”, dijo la Dra. Mary T. Bassett, Comisionada de Salud. “Las continuas tasas excesivas en las comunidades de color y entre los niños que viven en la pobreza son inaceptables, especialmente porque estas muertes son en gran medida evitables. Vamos a continuar esforzándonos para crear calles más seguras para los niños de todas las comunidades de nuestra ciudad”.

Mientras que los niños de la Ciudad de Nueva York siguen teniendo una tasa inferior de muertes por lesiones que los niños de todo el país, las lesiones siguen planteando un riesgo para los niños de la Ciudad de Nueva York. De 1999 a 2013, hubo 723 muertes por lesiones entre los niños de la Ciudad de Nueva York. Las tasas de mortalidad por lesiones accidentales han disminuido desde 1999, sin embargo, las tasas son más altas entre los niños que viven en zonas de suma pobreza y entre los niños negros. En general, las muertes por lesiones intencionales (homicidios y suicidios) representaron aproximadamente un tercio de todas las muertes. Las tasas fueron relativamente constantes entre 1999 y 2013, pero aumentaron entre los niños negros y asiáticos. Las tasas fueron también sistemáticamente superiores entre los niños de zonas de suma pobreza en comparación con los niños de las comunidades con una pobreza baja y media. La inmensa mayoría de las muertes intencionales en los niños fueron homicidios, que han disminuido de 73 (1999-2003) a 50 (2009-2013). Las tasas de mortalidad infantil por homicidios siguen siendo las más altas entre los niños de 1-2 años, seguidas de niños de 3-4 años de edad. Los suicidios en niños de entre 9 y 12 años de edad, aunque raros en la Ciudad de Nueva York, han aumentado en los últimos 15 años. El número de muertes por suicidio aumentó de dos entre 1999 y 2003 a 13 entre 2009 y 2013. Esta tendencia es similar a un aumento en toda la ciudad de muertes por suicidio entre todos los grupos etarios, así como a nivel nacional entre los niños durante este mismo período de tiempo.

“La seguridad y el bienestar de los niños de nuestra Ciudad siguen siendo una prioridad y me complace que las muertes infantiles por lesiones hayan disminuido a lo largo de un período de 15 años”, dijo Gladys Carrión, Comisionada de ACS. “Aunque estos resultados son alentadores, cualquier fatalidad infantil ya es demasiado. Nosotros seguiremos colaborando con nuestros socios de otras agencias de la Ciudad para hacer frente a los problemas subyacentes que conducen a estas fatalidades desafortunadas y a menudo evitables”.

“Si bien la muerte de un niño ya es demasiado, el informe de DOHMH trae algunas tendencias alentadoras para la Ciudad de Nueva York, especialmente en torno a la seguridad vial”, dijo Polly Trottenberg, Comisionada de DOT. “Estamos seguros de que bajo el liderazgo del Alcalde de Blasio, Vision Zero está haciendo una verdadera diferencia. Con un mayor cumplimiento, más proyectos de seguridad en nuestras carreteras y un proceso de educación sólido para los peatones más vulnerables de nuestra ciudad, nuestros niños, seguimos haciendo todo lo posible para reducir aún más estas cifras. Agradezco a la Comisionada Bassett por la difusión de algunas buenas noticias acerca de la seguridad de nuestra Ciudad”.

“La Ciudad de Nueva York sigue avanzando en una serie de ámbitos relacionados con la salud pública”, dijo Corey Johnson, Miembro del Consejo. ‎”Este informe muestra lo lejos que hemos llegado y hasta dónde debemos ir. A medida que buscamos reducir aún más estas tasas, hay que trabajar para hacer frente a las disparidades entre las comunidades. Aplaudo a la Comisionada, la Dra. Mary Bassett y al Departamento de Salud y Salud Mental por sus esfuerzos”.

“Si bien es alentador que la tasa de mortalidad por lesiones en la infancia en la Ciudad de Nueva York siga siendo aproximadamente la mitad de la tasa nacional, cualquier fatalidad en la infancia es demasiado. Debemos continuar presionando por medidas de seguridad más sólidas para peatones, una mejor protección contra incendios, por esfuerzos de prevención y por una mayor conciencia de la creciente incidencia de suicidios de 'preadolescentes', tanto en la Ciudad de Nueva York, como en todo el país”, dijo el Asambleísta Richard N. Gottfried, Presidente del Comité de la Asamblea de Salud.

“Como funcionario electo, pero principalmente como padre, sé que la seguridad de nuestros niños es el problema más importante que enfrentan nuestras comunidades. Es una buena noticia que los niños de la Ciudad de Nueva York continúen disfrutando de una menor tasa de mortalidad por lesiones que los niños de todo el país, pero las muertes (tanto accidentales como intencionadas) siguen siendo inaceptablemente altas en las comunidades diversas y de bajos recursos. Agradezco a la Comisionada Bassett y al Alcalde de Blasio por su informe, que debe servir como una advertencia a todo el mundo de hasta dónde debemos llegar para hacer de Nueva York una ciudad más segura para todos nuestros niños”, dijo Brad Hoylman, Senador Estatal.

“La decreciente tasa de mortalidad infantil por lesiones es un motivo de celebración y un recordatorio de que las políticas y los programas que la ciudad ha estado implementando están haciendo una diferencia. Dicho esto, las disparidades raciales y étnicas claras indican que hay más trabajo por delante para hacer que la Ciudad de Nueva York sea un lugar seguro para ser un niño. El Comité de Ciudadanos para los Niños espera trabajar con líderes de la ciudad, como el Departamento de Salud, la Administración de Servicios para Niños y el Defensor público para implementar soluciones tales como la adición de más radares de velocidad para hacer que las calles sean más seguras, el aumento de los servicios de salud mental para bajar las tasas de suicidios infantiles y el aumento de fondos para los programas de visitas a domicilio que han demostrado mejorar los resultados para los niños”, dijo Stephanie Gendell, Directora ejecutiva asociada del Comité de ciudadanos de políticas y defensa para los niños.

“Menos niños están siendo asesinados y heridos en accidentes de tránsito en los cinco distritos municipales, y eso es un resultado directo de la obra que la ciudad ha hecho en los últimos años para hacer que nuestras calles sean más seguras para los más vulnerables”, dijo Paul Steely White, Director ejecutivo de Alternativas de transporte. “Para que esas estadísticas de muertes y lesiones sigan disminuyendo, y para proteger a nuestros hijos de manera equitativa en todas las comunidades, la ciudad debe hacer una inversión completa en Vision Zero para rediseñar todas nuestras calles más peligrosas, y hacer que la aplicación de normas de tráfico seguro disuada a las infracciones más mortales: exceso de velocidad y no ceder el paso”.

Para reducir el número de muertes relacionadas con vehículos motorizados, el Alcalde Bill de Blasio lanzó Vision Zero en 2014. La ciudad ya ha puesto en marcha una serie de iniciativas de seguridad, como por ejemplo un límite de velocidad reducida en toda la ciudad y el aumento del número de radares de velocidad en zonas escolares. El pasado enero, el Alcalde de Blasio anunció varias nuevas iniciativas implementadas este año, incluyendo un esfuerzo de educación de seguridad más intensivo realizado en colaboración con el Departamento de Educación en las escuelas primarias y secundarias. Este nuevo plan de estudios, para niños de 4° a 6° grado, ayudará a cumplir con las recomendaciones adicionales del informe sobre cómo educar a los niños podría ayudar a reducir las lesiones relacionadas con vehículos motorizados. El informe recomienda que los padres, tutores, docentes y profesionales de la salud enseñen a los niños a cruzar la calle en los pasos de peatones, seguir las señales para peatones y de tránsito y mirar a ambos lados antes de cruzar la calle.

Para reducir el riesgo de muerte por lesiones intencionales, la Ciudad ha invertido en programas para garantizar que los niños y los padres tengan acceso a los servicios de salud mental. El Departamento del Programa de Educación de Salud Mental Basado en la Escuela ofrece una gama de servicios a los estudiantes que tienen dificultades emocionales y conductuales en las escuelas de la ciudad. Los servicios presenciales, los equipos móviles de respuesta y los entrenamientos proporcionan apoyo integral a los niños y adolescentes.

Para reducir la violencia en la comunidad, que puede desarrollar o exacerbar los factores de estrés en el hogar, en agosto de 2014, la administración de de Blasio extendió la programación antiviolencia basada en la comunidad en su Sistema de Gestión de Crisis (CMS, por sus siglas en inglés). Su objetivo es reducir la violencia armada en 17 barrios donde la violencia representa más de la mitad de los tiroteos de la Ciudad de Nueva York, a través de la colaboración de las organizaciones de la comunidad y asociados gubernamentales que prestan servicios que demuestran reducir la violencia. En la base del CMS está Cure Violence, un enfoque de salud pública basado en la evidencia, para reducir la violencia entre los jóvenes y cambiar las normas de la comunidad que refuerzan la violencia a través del uso de “mensajeros creíbles” y técnicas de movilización comunitaria.

Thrive NYC
ThriveNYC es una estrategia sin precedentes y un conjunto de 54 iniciativas por parte de la Ciudad para abordar la salud mental como un reto de salud pública integral que involucra a muchos organismos de la ciudad. ThriveNYC tiene como objetivo cambiar el diálogo, eliminar el estigma que rodea a la enfermedad mental y proporcionar un mayor acceso a la atención de salud mental para los niños y adultos.

El mes pasado, la primera dama Chirlane McCray anunció el lanzamiento de “Today I Thrive”, una amplia campaña de ThriveNYC para concientizar a los neoyorquinos sobre la prevalencia y el tratamiento de los problemas de salud mental. Los anuncios tienen como objetivo abrir el diálogo sobre las enfermedades mentales, un problema que afecta a uno de cada cinco neoyorquinos. La campaña también busca eliminar el estigma sobre los problemas de salud mental mediante la reformulación de las formas de pensar y hablar de ellos. Para obtener más información sobre ThriveNYC, visite nyc.gov/thrivenyc.

El informe sobre muertes infantiles por lesiones fue realizado por el Departamento de Salud y el Equipo Asesor de Revisión de Mortalidad Infantil, un comité multidisciplinar de representantes de organismos de la ciudad, así como de expertos en bienestar infantil y médicos designados por el Alcalde, el Presidente del Concejo Municipal y el Defensor público. Se formó en 2006 por la Legislación Local 115 para revisar e informar sobre las lesiones como causas evitables de muerte entre los niños de la Ciudad de Nueva York menores de 13 años.

Puede acceder al informe completo en: www1.nyc.gov/assets/doh/downloads/pdf/survey/survey-2016cfrat-report.pdf

###

#037-16sp

CONTACTO DE PRENSA:
(347) 396-4177
Christopher Miller/Julien Martinez: pressoffice@health.nyc.gov