El Departamento de Salud lanza una campaña dirigida a hombres fumadores chinos

En la ciudad de Nueva York, casi un cuarto de los hombres asiáticos fuman cigarrillos, y el cáncer de pulmón en los hombres chinos aumentó en un 70 % durante los últimos 15 años.

Se ofrece a los neoyorquinos asesoramiento individual gratis para dejar de fumar en cantonés y mandarín mediante la Línea de Ayuda a Asiáticos para Dejar de Fumar.

Anti-smoking media campaign targeting Chinese male smokers
4 de junio de 2018 — El Departamento de Salud lanzó hoy una campaña en los medios para alentar a que los hombres chinos dejen de fumar. En la ciudad de Nueva York, casi un cuarto de los hombres asiáticos fuma cigarrillos; es la tasa más alta de todas las razas y grupos étnicos (un 23 % en comparación con un 18 % de blancos, un 17 % de latinos y un 14 % de negros), y las muertes por cáncer de pulmón en los hombres chinos aumentaron en un 70 % durante los últimos 15 años. La campaña, creada junto con el centro de salud comunitario Charles B. Wang Community Health Center, se está difundiendo en cantonés y mandarín en los periódicos y canales de televisión de idioma chino. Los neoyorquinos que hablan cantonés y mandarín pueden recibir de manera gratuita medicamentos para dejar de fumar y asesoramiento confidencial de la Línea de Ayuda a Asiáticos para Dejar de Fumar —un servicio a nivel nacional para dejar de fumar creado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)— llamando al 1-800-838-8917 o visitando www.asiansmokersquitline.org.

El tabaco es uno de los principales factores causantes de muertes prematuras que se pueden prevenir en la ciudad de Nueva York; mata aproximadamente a 12 000 personas por año. En agosto de 2017, el alcalde Bill de Blasio promulgó varias leyes para reducir el consumo de tabaco, que incluyen aumentar los precios mínimos de todos los productos de tabaco, limitar y reducir mediante la merma gradual la cantidad de comercios minoristas de venta de tabaco en toda la ciudad, crear una licencia minorista para los cigarrillos electrónicos, limitar la cantidad de comercios minoristas de venta de cigarrillos electrónicos, y prohibir la venta de productos de tabaco en las farmacias. El viernes pasado, como parte de la legislación, el precio mínimo de un paquete de cigarrillos aumentó a $13, el más caro de toda la nación.

Para leer este comunicado de prensa completo en inglés.

###

#046-18
CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
Christopher Miller/Stephanie Buhle:
pressoffice@health.nyc.gov, 347-396-4177