El Departamento de Salud investiga un brote de la enfermedad del legionario en el área baja de Washington Heights (Lower Washington Heights)

Se ha confirmado un total de ocho casos de la enfermedad del legionario en los últimos siete días.

La enfermedad del legionario no es contagiosa y puede ser tratada cuando se detecta temprano.

Adultos con síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre, tos o dificultad para respirar deben buscar atención médica de inmediato.

11 de julio de 2018 — El Departamento de Salud está investigando un brote de la enfermedad del legionario en el área baja de Washington Heights. Se han confirmado ocho casos de personas diagnosticadas con la enfermedad del legionario en los últimos siete días. Todas las personas, excepto una, fueron hospitalizadas y una ha sido dada de alta del hospital. Las edades de los pacientes van desde menores de 40 hasta los 80 años de edad, pero la mayoría tienen 50 o más. No se han presentado reportes de muertes asociadas con este brote. El Departamento de Salud continúa investigando activamente estos casos y tomando muestras de agua de todos los sistemas de torres de enfriamiento dentro del área donde ocurrió el brote. El Departamento de Salud organizará una reunión comunitaria en Saint Luke’s AME, ubicada en 1872 Amsterdam Avenue el jueves en la noche a las 7 p.m. Como siempre, los neoyorquinos que experimenten síntomas parecidos a los de la gripe, tales como tos, fiebre o dificultad para respirar deben contactar a un médico de inmediato. Las personas se contagian de la enfermedad del legionario al inhalar el vapor de agua que contiene la bacteria. La enfermedad del legionario no es contagiosa y se puede tratar con antibióticos si se detecta a tiempo.

"El Departamento de Salud ha identificado un brote de la enfermedad del legionario en el área baja de Washington Heights", dijo la comisionada de Salud, la Dra. Mary T. Bassett. "Aunque la mayoría de las personas expuestas a la Legionella no se enferman, las personas de 50 años de edad o mayores, especialmente aquellos que fuman y que padecen de una enfermedad pulmonar crónica, corren mayor riesgo. Esta enfermedad se puede tratar con antibióticos. Insto a todos los neoyorquinos que experimenten síntomas de la enfermedad del legionario a que busquen cuidado a tiempo".

Para leer este comunicado de prensa completo en inglés.

###

#056-18
CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
Christopher Miller/Danielle De Souza, 347-396-4177
pressoffice@health.nyc.gov