La Dra. Mary T. Bassett deja el Departamento de Salud y la Dra. Oxiris Barbot asume el cargo de comisionada de Salud interina

Durante su gestión, la Dra. Bassett se concentró en la equidad en salud: bajo su dirección, el Departamento de Salud inauguró el Centro de Equidad en Salud, abrió Centros de Acción de Salud Comunitarios, y colaboró con organizaciones comunitarias para fomentar la justicia social y racial.

Como comisionada, la Dra. Bassett emitió el primer informe exhaustivo del Departamento de Salud sobre la salud de los latinos y el primer informe sobre las desigualdades en materia de salud entre los asiáticos.

31 de agosto de 2018 — El Departamento de Salud anunció hoy la partida de la Dra. Mary T. Bassett, comisionada de Salud. La Dra. Bassett asumió este cargo en enero de 2014 y lo deja ahora para aceptar un puesto como profesora Francois-Xavier Bagnoud de Ejercicio de Salud Pública y Derechos Humanos en la Facultad de Salud Pública Harvard T. H. Chan, donde asumirá la dirección del Centro de Salud y Derechos Humanos FXB de la Universidad de Harvard. A partir de mañana, la primera comisionada adjunta, la Dra. Oxiris Barbot, quien fue con anterioridad la comisionada de Salud en Baltimore, se convertirá en la comisionada de Salud interina.

La gestión de la Dra. Bassett en el Departamento de Salud se destacó por su énfasis en la equidad en salud. En 2014, inauguró el Centro de Equidad en Salud, que trabaja para abordar los orígenes de las desigualdades en materia de salud y ampliar el acceso a la atención de salud en toda la ciudad. Durante ese mismo año, la agencia publicó los perfiles de salud de la comunidad para ilustrar las desigualdades en salud según el vecindario: entre otras conclusiones, los perfiles resaltaron que la expectativa de vida en Brownsville es 11 años menor que en el Distrito Financiero.

En 2017, el Departamento inauguró tres Centros de Acción de Salud Comunitarios (en East Harlem; en Tremont, el Bronx; y en Brownsville, Brooklyn) para que actuaran como núcleos vecinales con el objetivo de prestar servicios sociales y de salud, como la atención primaria y la atención de salud mental. La Dra. Bassett también lanzó Race to Justice, el proceso de reformas internas del Departamento de Salud para fomentar la igualdad racial y la justicia social; hasta la fecha, Race to Justice ha capacitado a miles de miembros del personal del Departamento sobre los sesgos implícitos, la ansiedad por motivos raciales y la amenaza de representar los estereotipos. El Departamento de Salud también publicó su primer informe exhaustivo sobre la salud de los latinos y el primer informe sobre las desigualdades en materia de salud entre los asiáticos. La diversidad entre las personas de ascendencia africana también se destacó en uno de los informes de datos de la agencia.

La Dra. Bassett ha publicado estudios académicos, y fue una de las primeras médicas y profesionales de la salud pública en sostener que los médicos no se habían esforzado lo suficiente en abordar el racismo estructural e institucional. En 2015, escribió el artículo "#BlackLivesMatter — A Challenge to the Medical and Public Health Communities" (Las vidas de los negros importan: un desafío para las comunidades de la medicina y la salud pública) para la revista de medicina New England Journal of Medicine. Fue galardonada con el prestigioso premio Calderone Prize, y algunas personas la consideraron merecedora del "premio Nobel de salud pública". Aprovechó la ocasión en que dio un discurso por el premio Calderone, titulada "Public Health Meets the Problem of the Color Line" (La salud pública se enfrenta al problema de la división por el color de la piel) para reflexionar sobre el impacto que la supremacía blanca tenía en la salud. Su franqueza respecto de la necesidad de abordar el racismo también la condujo a dar una charla TED ("Why your doctor should care about social justice" [Por qué su médico debe preocuparse por la justicia social]) y a elaborar un análisis exhaustivo del racismo estructural y la salud que se publicó en la revista británica de medicina The Lancet.

Como comisionada, la Dra. Bassett también hizo hincapié en dos importantes factores que contribuyen a la aparición de enfermedades crónicas: el sodio y el tabaco. Bajo su dirección, el Departamento de Salud instauró la reglamentación sobre las etiquetas de advertencia sobre el contenido de sodio en las cadenas de restaurantes, que fue la primera norma de este tipo que se implementó en el país. También trabajó con el alcalde de Blasio y Melissa Mark Viverito, quien entonces era la vocera del Ayuntamiento, para implementar una legislación trascendental sobre el tabaco a fin de aumentar los precios mínimos de todos los productos de tabaco, limitar la cantidad de comercios minoristas que vendieran tabaco y cigarrillos electrónicos en toda la ciudad, y prohibir la venta de productos de tabaco en las farmacias. Como parte de su esfuerzo para abordar el problema de la dependencia a la nicotina de forma personal, la Dra. Bassett compartió su propia historia sobre cómo dejó de fumar después de cinco intentos. Desde 2013, el consumo de tabaco en adultos se redujo del 16.1 % al 13.4 % en 2017.

Durante su gestión, la Dra. Bassett supervisó la vasta ampliación de los servicios de salud mental, de salud sexual y para el consumo de sustancias mediante tres grandes iniciativas durante la administración del alcalde de Blasio: ThriveNYC, Ending the Epidemic y HealingNYC. Siempre ha instado a considerar la salud mental y el consumo de sustancias con compasión, reconociendo que se trata de afecciones en lugar de defectos de carácter. Teniendo en cuenta el discurso público que impulsaba la idea de que la epidemia de opioides era principalmente nueva, que afectaba a las personas blancas, y que tenía lugar en las zonas suburbanas y pudientes, la Dra. Bassett instó a las personas a recordar que la heroína había causado una epidemia durante décadas en las comunidades de personas de color y de bajos ingresos que vivían en el Bronx. Mediante el plan Ending the Epidemic, la cantidad anual de nuevos diagnósticos de VIH en la ciudad de Nueva York ha alcanzado el punto más bajo en la historia. Esto se logró porque se distribuyeron ampliamente los medicamentos de profilaxis previa a la exposición (PrEP, por sus siglas en inglés) en las clínicas de bienestar sexual de la Ciudad y porque se aumentó la prestación del tratamiento inmediato contra el VIH para las personas que habían recibido este diagnóstico recientemente.

"Le agradezco a la Dra. Bassett por su compromiso con nuestra ciudad", expresó Eric L. Adams, presidente del distrito municipal (borough) de Brooklyn. "Ha sido una funcionaria pública verdaderamente ejemplar. Mi sincero deseo es que la próxima comisionada de Salud de nuestra ciudad construya sobre su trabajo para profundizar el progreso en defensa de la salud pública, en particular, adoptando pautas de nutrición basadas en alimentos de origen vegetal y otras estrategias basadas en la evidencia para mejorar el bienestar y combatir las desigualdades históricas que ponen en riesgo a nuestros niños y familias".

"Durante toda su gestión, la comisionada Bassett ha demostrado un liderazgo y una dedicación constantes. Su énfasis en la inequidad en materia de salud y la forma en que esta se relaciona con la raza y el origen étnico han fortalecido y promovido la misión del Departamento de Salud", comentó Diana Ayala, miembro del Consejo. "Como presidente del Comité de Salud Mental, Discapacidad y Adicción, para mí fue un placer haber trabajado con ella. Le deseo toda la suerte del mundo en el nuevo capítulo de su vida que comenzará en la Universidad de Harvard".

La Dra. Bassett tiene más de 30 años de experiencia en salud pública. Después de terminar su formación médica, se mudó a Harare, Zimbabue, donde trabajó como profesora de medicina en la Universidad de Zimbabue durante 17 años. En dicho cargo, desarrolló diversos procedimientos de prevención del sida para abordar una de las peores epidemias de sida en el mundo. En 2002, la Dra. Bassett fue designada comisionada adjunta de Promoción de la Salud y Prevención de Enfermedades en el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York, donde dirigió iniciativas fundamentales, como la prohibición de fumar o de incluir grasas trans en la comida de los restaurantes, y el requisito para las cadenas de restaurantes de publicar las cantidades de calorías.

La nueva comisionada de Salud interina, la Dra. Oxiris Barbot, fue designada primera comisionada adjunta en abril de 2014. Antes de regresar a su ciudad natal, Nueva York, la Dra. Barbot trabajó como comisionada de Salud en la Ciudad de Baltimore desde 2010 hasta 2014. Anteriormente, trabajó para el Departamento de Salud como directora médica de la Oficina de Salud Escolar desde 2003 hasta 2010. Como primera comisionada adjunta, supervisó una comisión diversa que abordó asuntos como la equidad en salud, las políticas de salud y los operativos de emergencia.

###

#074-18

CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
pressoffice@health.nyc.gov, 347-396-4177