El Departamento de Salud investiga el segundo brote de la enfermedad del legionario en el área baja de Washington Heights (Lower Washington Heights)

En el transcurso de cinco días, se informaron ocho casos de enfermedad del legionario;
no han ocurrido muertes asociadas a este brote.

El Departamento de Salud ha tomado muestras de veinte torres de enfriamiento en un radio de una milla. En las torres de enfriamiento que obtengan un resultado positivo de Legionella, se deberán aumentar inmediatamente los niveles de biocidas.

Se recomienda que los adultos que presenten síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre, tos o dificultad para respirar busquen atención médica de inmediato.

5 de octubre de 2018 — El Departamento de Salud actualmente investiga el segundo brote de enfermedad del legionario en el área baja de Washington Heights (Lower Washington Heights). Ocho personas han sido diagnosticadas con la enfermedad del legionario en el transcurso de cinco días. Estas ocho personas fueron hospitalizadas y una ha sido dada de alta. Los afectados tienen entre 40 y más de 80 años de edad, y en la mayoría de los casos tienen más de 50 años de edad. No han ocurrido muertes asociadas con este brote. El Departamento de Salud investiga activamente estos casos; para ello, recopila muestras y analiza el agua de todas las torres de enfriamiento activas de la zona del brote. El Departamento de Salud llevará a cabo una reunión comunitaria el lunes 8 de octubre a las 6 p. m. en el centro recreativo The Jackie Robinson Recreation Center, ubicado en 85 Bradhurst Avenue.
La enfermedad del legionario es un tipo de neumonía causada por la bacteria Legionella, la cual se desarrolla en agua tibia. Los síntomas son similares a los de otros tipos de neumonía y pueden incluir fiebre, escalofríos, dolores musculares y tos. La mayoría de los casos de enfermedad del legionario se deben a sistemas de tuberías cuyas condiciones favorecen el crecimiento de la Legionella, tales como las torres de enfriamiento, las bañeras de hidromasaje, los humidificadores, los tanques de agua caliente y los condensadores evaporativos de grandes sistemas de aire acondicionado.

Las personas pueden infectarse al respirar vapor de agua (rocío) que contiene Legionella, y la enfermedad no es contagiosa. Las personas que tienen el mayor riesgo de contraer la enfermedad son aquellas de 50 años o más, las que fuman, y aquellas con enfermedad pulmonar crónica o sistemas inmunitarios débiles. Se recomienda que las personas que residan o trabajen en la zona y presenten estos síntomas soliciten atención médica a su proveedor de atención primaria o busquen atención de urgencia.

Si los residentes tienen alguna inquietud, pueden comunicarse con la Unidad de Asuntos Comunitarios del Departamento de Salud, llamando al 311 o enviando un correo electrónico a communityaffairs@health.nyc.gov.

Para leer este comunicado de prensa completo en inglés.

###

#079-18

Christopher Miller/Danielle De Souza:
pressoffice@health.nyc.gov, 347-396-4177