Enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19)

Un hombre latino está sentado en una banca con un perro. El hombre lleva doble mascarilla. Texto lee: Neoyorquinos: el uso de doble mascarilla ofrece aún más protección contra el COVID-19.

[ View information about COVID-19 in English ]

Enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)

El COVID-19 se está propagando rápidamente en la ciudad de Nueva York y alrededor de los Estados Unidos. Lo que necesita saber ahora sobre la COVID-19 (PDF)

Muchos neoyorquinos deberían limitar las actividades que realizan

El número de casos nuevos de COVID-19 en la ciudad de Nueva York ha aumentado rápidamente y ahora está en un nivel que no veíamos desde abril.

Personas con enfermedades preexistentes, y también aquellos que conviven o cuidan de estas personas, deberán ahora aumentar las precauciones.

  • Evite estar en espacios públicos y reuniones y use una cobertura facial en todo momento, tanto en lugares cerrados como al aire libre.
  • Quédese en casa, excepto para ir a trabajar, a la escuela o actividades esenciales, incluyendo atención médica, pruebas de COVID-19, para ir al supermercado o a la farmacia.
  • Quédese en casa si se siente enfermo, puede salir para una prueba de COVID-19 o para obtener cuidados médicos esenciales.

Este aviso aplica a una gran cantidad de neoyorquinos, incluyendo a las personas mayores de 65 años y personas con afecciones preexistentes, incluyendo fumadores, personas con diabetes tipo 2, obesidad, entre otras. Esto también aplica a las personas que conviven o cuidan de estas personas.

Vacunas

Ícono de un vial de vacuna






Las primeras vacunas contra el COVID-19 han sido aprobadas para uso de emergencia, pero puede que no estén disponibles para el público en general hasta mediados del año 2021.

Las vacunas son herramientas muy importantes a la hora de prevenir la propagación del COVID-19.

La vacuna funciona para la mayoría de las personas, pero no funciona para todo el mundo. Aún no sabemos cuánto dura la protección. Tampoco sabemos si debemos vacunarnos de nuevo o que tan frecuentemente.

Incluso después de vacunarse, deberá poner en práctica estos importantes pasos para prevenir el COVID-19 (PDF): quédese en casa si está enfermo, lávese las manos, use una cobertura facial y mantenga una distancia física de los demás.

Cuándo y dónde vacunarse

Puede que las vacunas contra el COVID-19 no estén disponibles para el público en general hasta mediados del año 2021.

Esta vacuna estará disponible por etapas. Primero se les ofrecerá a las personas que trabajan en el entorno de salud y corren mayor riesgo de contraer COVID-19. Esto incluye a las personas que cuidan de pacientes que padecen de COVID-19 o trabajan en áreas de lugares donde se atienden a pacientes con COVID-19. La vacuna también estará disponible para las personas que prestan servicios de emergencia, para residentes de hogares geriátricos y para los empleados de estos hogares.

La vacuna estará disponible para los siguientes grupos, a continuación:

  • Trabajadores esenciales que interactúan con el público y que no pueden mantener una distancia física.
  • Las personas que corren riesgo de sufrir complicaciones por COVID-19 debido a la edad o a causa de enfermedades preexistentes

Una vez haya suficientes dosis de vacunas disponibles, estas podrán ser distribuidas a todos los neoyorquinos.

Probablemente podrá recibir la vacuna en los mismos lugares donde usualmente las obtiene, como:

  • Su proveedor de atención de salud
  • Clínicas comunitarias y hospitales
  • Farmacias
  • Centros de emergencia

Algunos lugares que ofrecen pruebas de COVID-19 y sitios comunitarios temporales puede que también ofrezcan las vacunas.

Las vacunas que se encuentran bajo ensayos clínicos en este momento aún no han sido analizadas en niños menores de 16 años. Estas vacunas no estarán disponibles para este grupo de edades hasta que se obtenga más información.

Vacunación justa y equitativa

El Departamento de Salud se asegurará que las personas puedan acceder a las vacunas de manera justa y equitativa. Nuestros planes tienen en cuenta las inequidades en salud y las desigualdades en las comunidades desatendidas (PDF). Nos aseguraremos de que las comunidades más afectadas por esta pandemia tengan acceso a la vacuna.

Seguridad

La FDA supervisa el proceso de aprobación de estas vacunas. La FDA publicó las guías de seguridad y eficacia para compañías que trabajan en el desarrollo de vacunas. Así como lo sugieren estas guías, las vacunas contra el COVID-19 que se encuentran en desarrollo y en ensayos clínicos deben seguir el mismo proceso riguroso y las normas de salud de cualquier otra vacuna nueva.

La FDA solo otorga la autorización por uso de emergencia si decide que los beneficios de una vacuna sobrepasan los riesgos potenciales.

Las entidades oficiales continuarán monitoreando la seguridad de las vacunas una vez se encuentren disponibles.

Efectos secundarios

Los ensayos clínicos de las vacunas contra el COVID-19 han reportado que algunas personas han presentado síntomas leves a moderados después de recibir la vacuna, incluyendo fiebre, dolor en el cuerpo y malestar en el área de la inyección. La vacuna no le contagiará de COVID-19.

En casos aislados, algunas personas han tenido reacciones alérgicas a la vacuna. Si usted alguna vez tuvo una reacción alérgica a otras vacunas en el pasado, o, si cree que podría resultar alérgico a alguno de los ingredientes de la vacuna contra el COVID-19, hable con su proveedor de atención de salud antes de recibir la vacuna.

Cierres de escuelas y empresas no esenciales

Algunas zonas de la ciudad se han designado como zonas rojas, naranjas o amarillas en función de su número de casos, y cada tipo de zona tiene diferentes restricciones.

Obtenga más información a continuación sobre lo que estas restricciones significan para usted.

Reunirse de manera segura

Evite las actividades en espacios cerrados y manténgase al margen de los grupos grandes, manténgase con su núcleo principal de amigos y familiares: su "burbuja social" de la pandemia. Si decide salir, tome las siguientes precauciones.

Un icono de un avión

Cuando viaje:

  • Viajar en este momento lo pone a usted, a su familia y a su comunidad en riesgo de enfermarse y de propagar el virus a otras personas. Si puede evitarlo, la opción más segura es no viajar.
  • Si debe viajar, planee con antelación, tome precauciones y esté preparado para ponerse en cuarentena cuando regrese.

Viajar durante la COVID-19 (PDF)

Folleto sobre viajar durante la COVID-19 (PDF)


Icono de nieve

Cuando celebre las festividades:

  • No viaje, no se reúna en grupos, no organice ni asista a una fiesta. Solo celebre en persona con los miembros de la familia.
  • Disfrute de actividades de vacaciones más seguras, como fiestas virtuales, hornear galletas y reuniones al aire libre.

Consejos para una temporada festiva segura (PDF)


Icono de una cobertura facial

Cuando vaya de compras:

  • Use un desinfectante de manos al entrar en la tienda, después de tocar los productos y al salir de la tienda.
  • Toque solo los productos que tenga intención de comprar, y utilice métodos de pago sin contacto siempre que sea posible.
  • Cómo hacer sus compras de manera segura (PDF)

Más recomendaciones para reunirse con gente de manera segura:

Cómo desplazarse de manera segura durante la emergencia de salud pública por la COVID-19 (PDF)

Recomendaciones para reunirse de manera segura (PDF)

Cómo protestar de manera segura durante la pandemia de COVID-19 (PDF)

Para obtener más información sobre lo que los propietarios de negocios necesitan saber, consulte COVID:19: las directrices para las empresas.

Prevención: los pasos más importantes

Icono de una casa

Quédese en casa si está enfermo
Solo salga para cuidados médicos esenciales u otras necesidades básicas.



Icono que muestra una distancia de 6 pies

Mantenga el distanciamiento físico
Manténgase al menos a 6 pies (casi 2 metros) de distancia de otras personas.


Icono de lavado de manos

Mantenga sus manos limpias
Lávese las manos a menudo con agua y jabón. Use un desinfectante de manos si no dispone de agua y jabón.


Icono de una cobertura facial

Use una cobertura facial
Puede ser contagioso aún sin presentar síntomas. Proteja a los que le rodean con el uso de una cobertura facial.

Si tiene un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de la COVID-19, debe quedarse en casa tanto como sea posible.


Pruebas de COVID-19

Icono de lavado de manos

Todos los neoyorquinos deberían hacerse una prueba de diagnóstico de COVID-19, tanto si presentan síntomas como si no, o si corren un mayor riesgo. Las pruebas son gratuitas. Encuentre un centro de pruebas cerca de usted.


No se le preguntará sobre su estado migratorio. Los servicios de pruebas y cuidados de COVID-19 no son un beneficio público según la regla de la carga pública (PDF).

Quiénes deben hacerse la prueba de inmediato

Usted debe hacerse la prueba lo antes posible si:

  • Tiene síntomas de COVID-19.
  • Ha tenido contacto cercano con alguien que tuvo COVID-19.
  • Estuvo con alguien que tuvo COVID-19 durante al menos 10 minutos a menos de 6 pies de distancia.
  • Vive o trabaja en áreas de alta transmisión de COVID-19.
  • Acaba de regresar de un estado que presenta altos niveles de COVID-19.
  • Asistió recientemente a una reunión en un lugar cerrado con 50 personas o más.

Si el resultado de la prueba es negativo, hable con su proveedor de atención de salud acerca de si debe repetir la prueba a la semana siguiente.

Cuándo hacerse la prueba

Los trabajadores de salud, otros trabajadores esenciales y personas que han tenido contacto cercano con otras personas como parte de su trabajo deben hacerse la prueba una vez al mes.

Aquellos que no son considerados trabajadores esenciales no necesitan hacerse la prueba con tanta frecuencia. Si trabaja por fuera de casa, o si vive o trabaja en un lugar con varias personas, entonces debe hacerse la prueba de manera regular.

Debe hacerse la prueba antes de visitar a alguien que se encuentre en riesgo de contraer una forma grave de COVID-19. Si el resultado de la prueba fue positivo, presenta síntomas y estuvo en contacto con alguien que dio positivo para COVID-19 recientemente, cancele su visita.

No debe hacerse la prueba de COVID-19 nuevamente durante los 90 días después de que sus síntomas iniciaran, o, si no presentó síntomas a partir del día que se hizo la prueba. Una persona que se recupera del COVID-19 puede tener un resultado positivo en su prueba a pesar de que ya no es contagiosa.

Si ya se recuperó del COVID-19 y presenta nuevos síntomas de COVID-19, consulte a su proveedor de atención de salud, especialmente si tuvo contacto cercano con alguien que tiene COVID-19 en la actualidad.

Cuándo obtener atención por COVID-19

Ícono de un proveedor de atención de salud






Si se siente enfermo, presenta síntomas de la COVID-19, o le han diagnosticado la COVID-19, debe quedarse en casa. Solo salga de su casa cuando necesite atención médica esencial o necesidades básicas, como alimentos, y no tenga otra manera de obtenerlos.

Si tiene alguno de los siguientes síntomas, se trata de una emergencia médica. Vaya a una sala de emergencias o llame al 911 de inmediato:

  • Problemas para respirar
  • Dolor persistente o presión en el pecho o el abdomen
  • Nueva confusión o incapacidad de mantenerse despierto
  • Labios o cara azules
  • Dificultad para hablar
  • Caída repentina de la cara
  • Entumecimiento en la cara, brazo o pierna
  • Convulsiones
  • Cualquier dolor repentino e intenso
  • Hemorragia no controlada
  • Vómitos o diarrea severos o persistentes

Si necesita un proveedor de atención de salud, póngase en contacto con Health + Hospitals de NYC, llamando al 844-692-4692 o al 311. Puede obtener atención médica sin importar su estado migratorio o su capacidad de pago. Health + Hospitals de NYC o los centros de salud comunitarios no le preguntarán sobre su estado migratorio y no compartirán la información del paciente con nadie ni con ninguna organización, a menos que el paciente lo autorice.

Cuándo obtener otros cuidados médicos

No aplace las citas para obtener los cuidados médicos que requiere. Contacte a su proveedor si presenta síntomas nuevos, independientemente si cree que puedan o no estar relacionados con el COVID-19.

También debe asistir a sus chequeos de rutina y programar las citas para vacunación para usted y sus hijos.

Síntomas y qué hacer cuando se está enfermo

Las personas con COVID-19 han informado de una amplia variedad de síntomas, que van desde síntomas leves hasta enfermedades graves. Algunas personas no presentan ningún síntoma.

Los síntomas pueden aparecer entre dos y 14 días después de la exposición al virus. Las personas con los siguientes síntomas pueden tener COVID-19:

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Falta de aliento o dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Dolor muscular o corporal
  • Dolor de cabeza
  • Nueva pérdida del gusto o del olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o goteo nasal
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de garganta

Esta lista no incluye todos los síntomas posibles.

La mayoría de las personas con COVID-19 tienen síntomas leves a moderados y se recuperan por sí mismos. Con menos frecuencia, el COVID-19 puede provocar neumonía, otras complicaciones graves, hospitalización o muerte.

Si tiene síntomas leves o moderados, quédese en casa. No salga de casa excepto para recibir atención médica esencial (incluyendo pruebas de COVID-19) o para satisfacer necesidades básicas como alimentos, si alguien no puede conseguirlos por usted.

Si usted presenta síntomas

  • Síntomas graves: Debe ir a una sala de emergencias o llamar al 911 de inmediato si tiene los síntomas mencionados anteriormente.
  • Síntomas de leves a moderados con afecciones preexistentes: Debe llamar a su proveedor de atención de salud si presenta síntomas y es mayor de 50 años o tiene afecciones preexistentes, como enfermedad de los pulmones, asma, enfermedad del corazón o cáncer. También debe llamar a su proveedor si tiene síntomas y no se siente mejor en tres o cuatro días.
  • Síntomas de leves a moderados sin una afección preexistente: Quédese en casa tanto como sea posible y no se ponga en contacto con su proveedor. Para proteger a los demás en su casa, manténgase a 6 pies de distancia de los demás, y limpie y desinfecte todas las superficies que se tocan con frecuencia. Lávese las manos con frecuencia y no comparta muebles, utensilios o cualquier otro artículo.
  • ¿Qué hacer si tiene COVID-19? (PDF)

Cuando se sienta mejor

Puede salir de su casa para las tareas esenciales cuando se cumpla todo los siguiente:

  • Han pasado al menos siete días desde que empezaron los síntomas.
  • No ha tenido nunca fiebre, o no ha tenido fiebre durante los tres días anteriores sin usar medicamentos para reducir la fiebre como el Tylenol® o ibuprofeno.
  • Su condición general ha mejorado.

Personas con mayor riesgo de padecer enfermedades graves

Una enfermedad grave significa que la persona que padece la COVID-19 puede necesitar hospitalización, cuidados intensivos o un ventilador para ayudarla a respirar, o incluso puede llegar a morir. Las personas que corren un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave deben ser especialmente cuidadosas en el control de su salud.

Entre los adultos, el riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de la COVID-19 aumenta con la edad, siendo los adultos mayores los que corren mayor riesgo. Por ejemplo, las personas de 50 años corren un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave que las personas de 40 años. Del mismo modo, las personas de 60 o 70 años tienen, en general, un mayor riesgo de padecer enfermedades graves que las personas de 50 años.

Además, las personas de cualquier edad con las siguientes afecciones de salud preexistentes corren un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de la COVID-19:

  • Cáncer
  • Enfermedad de los riñones crónica
  • EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)
  • Estado inmunocomprometido (sistema inmunológico debilitado) por el trasplante de órganos sólidos
  • Obesidad (índice de masa corporal de 30 o más)
  • Enfermedades del corazón graves, como insuficiencia cardíaca, enfermedad de las arterias coronarias o cardiomiopatías.
  • Enfermedad de células falciformes
  • Diabetes mellitus tipo 2

Si tiene una de las afecciones de salud preexistentes mencionadas anteriormente o es mayor de 65 años, considere quedarse en casa para protegerse. Si puede, trabaje desde casa, evite las multitudes y reuniones, y asegúrese de practicar el distanciamiento físico y usar una cobertura facial cuando salga.

Otros posibles factores de riesgo

Todavía seguimos investigando sobre la COVID-19 y puede que existan otras afecciones de salud que aumenten el riesgo de padecer una enfermedad grave. Según lo que sabemos en este momento, las personas con las siguientes afecciones podrían correr un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave debido a la COVID-19:

  • Asma (moderada a grave)
  • Enfermedad cerebrovascular (afecta a los vasos sanguíneos y al suministro de sangre al cerebro)
  • Fibrosis quística
  • Hipertensión o presión arterial alta
  • Estado inmunocomprometido (sistema inmunitario debilitado) por un trasplante de sangre o de médula ósea, deficiencias inmunitarias, VIH, uso de corticosteroides o uso de otros medicamentos debilitantes del sistema inmunitario
  • Condiciones neurológicas, como la demencia
  • Enfermedad hepática
  • Embarazo
  • Fibrosis pulmonar (con tejidos pulmonares dañados o cicatrizados)
  • Fumar
  • Talasemia (un tipo de trastorno de la sangre)
  • Diabetes mellitus tipo 1

Además, los niños que son complejos desde el punto de vista médico, que tienen afecciones neurológicas, genéticas o metabólicas, o que tienen una enfermedad de corazón congénita podrían tener un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de COVID-19 en comparación con otros niños.

Salud mental y abuso de consumo de sustancias

La pandemia de COVID-19 les ha causado mucho estrés a todos los neoyorquinos, cansancio por exceso de trabajo y ansiedad. Así como continúa protegiendo su salud y la de su comunidad, también es importante proteger su salud mental y ser consciente del consumo de alcohol y sustancias.

Durante este periodo de incertidumbre, todos podemos sentirnos abrumados de vez en cuando. Hay herramientas y apoyo disponibles para ayudarlo a enfrentar la situación:

Consejos diarios para ayudarle a enfrentar la situación

  • Sepa de qué manera el estrés, el trauma y el duelo pueden afectar cómo se siente:
    • Físico: fatiga, dolores de cabeza, palpitaciones rápidas del corazón, empeoramiento de las condiciones médicas preexistentes
    • Emocional: sentimientos de tristeza, desesperanza, ansiedad, ira e irritabilidad
    • Mental: confusión, olvidos frecuentes, dificultad a la hora de concentrarse o de tomar decisiones
    • De comportamiento: actuar de manera distinta a la usual, desasosiego, cambios sustanciales en los patrones de sueño, alimentación y consumo de sustancias
  • Enfóquese en los aspectos de su vida sobre los que tiene control. Mantenga sus rutinas, use una cobertura facial y mantenga la distancia física.
  • Manténgase en contacto con las personas que lo apoyan y con la comunidad que le rodea.
  • Recuerde sus fortalezas y de qué manera ha lidiado con situaciones difíciles en el pasado.
  • Para hablar con un profesional que le pueda brindar apoyo o derivaciones para obtener cuidado, póngase en contacto con NYC Well o Project Hope.

Los enlaces que aparecen a continuación pueden ayudarle a aliviar algunos de los efectos causados por el estrés y el trauma.

COVID-19: Mantenerse en contacto con los amigos y la familia (PDF)

Lidiar con el estrés durante brotes de enfermedades infecciosas (PDF)

¿Es ansiedad, un ataque de pánico o COVID-19? (PDF)

Las situaciones estresantes pueden afectar la manera en la que las personas consumen sustancias.

Puede que algunas personas usen el alcohol y el consumo de sustancias como mecanismos para lidiar con el trauma, el duelo, la pérdida de ingresos o el aburrimiento que ha causado la pandemia de COVID-19. También hay un riesgo de sobredosis entre las personas que consumen drogas, particularmente aquellos que consumen heroína y otros opioides.

Consumo seguro de drogas y alcohol durante el aislamiento o la cuarentena (PDF)

COVID-19: Guía para las personas que consumen drogas (PDF)

Cómo recibir tratamiento en casa para el trastorno por consumo de opioides durante la pandemia de COVID-19

Discriminación y acoso

Recursos adicionales