La palabra

[ View this page in English ]

Cigarrillos electrónicos

Vapear y el COVID-19

Vapear puede causar lesiones pulmonares y puede afectar la salud de sus pulmones de otras maneras. Dado que el COVID-19 también puede afectar sus pulmones, el vapeo puede incrementar el riesgo de enfermedad en sus pulmones. Si está interesado en dejar de fumar o necesita ayuda para controlar los antojos y mantenerse cómodo mientras se queda en casa, hay ayuda disponible:

  • Visite el sitio web de la línea para dejar de fumar del Estado de Nueva York, o llame al 866-697-8487 para solicitar un kit básico gratuito de medicamentos de nicotina y para hablar con un consejero que le ayude a dejar de fumar.
  • Llame al consultorio de su médico para ver si tiene telemedicina u otras opciones de visitas a distancia disponibles en este momento.
  • Los adolescentes y los adultos jóvenes (de 13 a 24 años) pueden enviar un mensaje de texto con las palabras "DROPTHEVAPE" al 88709 para unirse a This Is Quitting, un programa gratuito de apoyo de mensajes de texto de la organización Truth Initiative.
  • Hable con un farmacéutico local para obtener asesoramiento, incluyendo opciones de medicamentos sin receta.
  • Consulte a continuación para obtener más consejos e información.

Fumar, vapear y el COVID-19 (PDF, 13 de enero)

Carta de la comisionada de Salud sobre el brote de lesiones en los pulmones por el consumo de cigarrillos electrónicos (PDF)


Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que calientan un líquido, llamado líquido electrónico, y lo convierten en un aerosol (o vapor) que el consumidor inhala. Aunque los líquidos electrónicos no contienen tabaco, sí contienen sustancias químicas que por lo general incluyen saborizantes y a menudo contienen nicotina, que es adictiva.

Los cigarrillos electrónicos vienen en muchas formas y tamaños, y también se les conoce como e-cigs, hookahs electrónicas (e-hookahs), bolígrafos vaporizadores, vapeadores, difusores personales o barras difusoras. JUUL, uno de los cigarrillos electrónicos más populares, viene en forma de dispositivo USB.

Al consumo de cigarrillos electrónicos se le conoce como "vapear" o "JUUL-ing".

Los cigarrillos electrónicos entre los jóvenes

La popularidad de los cigarrillos electrónicos entre los jóvenes es alarmante. En el 2019, más de uno de cada seis estudiantes (15.2 %) de la escuela secundaria en la ciudad de Nueva York informó haber consumido cigarrillos electrónicos. Casi cinco veces más estudiantes de secundaria consumen cigarrillos electrónicos en vez de fumar cigarrillos.

Además, en 2018, uno de cada 15 estudiantes (6.7 %) de la escuela intermedia declaró haber consumido cigarrillos electrónicos. El consumo de cigarrillos electrónicos fue mayor entre los estudiantes mayores: uno de cada 11 estudiantes (9 %) de séptimo grado, comparado con uno de cada 38 estudiantes (2.6 %) de sexto grado. Al igual que en el caso de los estudiantes de secundaria, su consumo de cigarrillos electrónicos fue mucho mayor que el de cigarrillos.

Los saborizantes, incluyendo menta y mentol, son una de las principales razones por las que los jóvenes consumen cigarrillos electrónicos. Los líquidos electrónicos con sabor a caramelo o frutas pueden hacer que los cigarrillos electrónicos sean atractivos o parezcan inofensivos.

Los cigarrillos electrónicos pueden ser especialmente perjudiciales para los jóvenes porque la nicotina les afecta de manera diferente que a los adultos. Los jóvenes que consumen cigarrillos electrónicos son también más propensos a probar los cigarrillos.

Otros riesgos para la salud

Los ingredientes de los líquidos electrónicos varían y aún se desconocen los efectos a largo plazo sobre la salud del consumo de los cigarrillos electrónicos. Incluso sin nicotina, sabemos que el aerosol que se produce al calentar los líquidos electrónicos puede contener otras sustancias químicas perjudiciales, tales como:

  • Formaldehído y benceno, que son conocidos por provocar cáncer.
  • Diacetilo de los saborizantes, que está relacionado con enfermedades pulmonares.
  • Metales pesados, como el cobalto, el níquel, el estaño y el plomo.

Las personas pueden intoxicarse si tragan líquido electrónico o si este entra en contacto con la piel o los ojos.

Las baterías defectuosas de los cigarrillos electrónicos provocan incendios y explosiones, lo que puede causar lesiones graves e incluso la muerte.

Brote de lesiones en los pulmones

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y los departamentos de salud estatales y locales están investigando un brote en varios estados de lesiones pulmonares asociadas al consumo de cigarrillos electrónicos o vapeo. Mientras la investigación está en curso, pedimos a los neoyorquinos que compartan información con sus comunidades.

Lo que los padres pueden hacer

Consumo de los cigarrillos electrónicos entre adultos como método para dejar de fumar

Las pruebas sobre la utilidad de los cigarrillos electrónicos como una herramienta para ayudar a los adultos a dejar de fumar son limitadas. Hasta la fecha, ningún cigarrillo electrónico ha sido aprobado por la FDA como dispositivo para dejar de fumar.

Los medicamentos para tratar el tabaquismo aprobados por la FDA Los medicamentos aprobados por la FDA pueden ayudar a las personas que intentan dejar de fumar. Estos incluyen las opciones con y sin receta médica, que se sabe que son eficaces. Estos medicamentos pueden casi duplicar las probabilidades de que deje de fumar con éxito.

La mayoría de los planes de seguro médico, incluyendo Medicaid, cubren los tratamientos para ayudarle a dejar de fumar.

Recursos para dejar de vapear

  • Hable con su proveedor de atención de salud acerca de recursos y estrategias para ayudarle a lidiar con los síntomas que generan la abstinencia por nicotina. Muchos planes de seguro médico, incluyendo Medicaid, cubren servicios para ayudarle a dejar de vapear.
  • Visite el sitio web de la línea para dejar de fumar del Estado de Nueva York, o llame al 866-697-8487 para hablar con un consejero que le ayude a dejar de fumar. Los adultos también pueden solicitar un kit básico gratuito de medicamentos de nicotina.
  • Encuentre programas locales para dejar de fumar y vapear:
  • Los adolescentes y jóvenes (de 13 a 24 años) pueden enviar el mensaje de texto con la palabra "DROPTHEVAPE" al 88709 para unirse a This Is Quitting (así se deja), un programa de apoyo por medio de mensajes de texto. Los padres también pueden enviar un mensaje de texto con la palabra "QUIT" al 202-899-7550 para recibir consejos diarios sobre cómo ayudarles a los jóvenes a dejar de fumar.

Leyes sobre cigarrillos electrónicos

Las leyes de la Ciudad de Nueva York incluyen todos los cigarrillos electrónicos, independientemente de su contenido de nicotina. Las leyes de la Ciudad de Nueva York prohíben:

  • El consumo de cigarrillos electrónicos en todos los lugares donde está prohibido fumar, incluyendo áreas comunes residenciales, restaurantes, estadios deportivos y lugares de trabajo.
  • La venta de cigarrillos electrónicos a menores de 21 años. Usted puede presentar una queja por la venta a menores de edad en línea o llamar al 311.
  • La venta de cigarrillos sin una licencia válida de distribuidor minorista de cigarrillos electrónicos.
  • La venta de productos de cigarrillos electrónicos saborizados.
  • Puede presentar una queja sobre la venta de productos de tabaco en línea o llamando al 311 en el caso de los productos saborizados o de los minoristas sin licencia.

Recursos adicionales en español

Más información en inglés