Enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19)

Ayude a prevenir la propagación de COVID-19

[ View information about COVID-19 in English ]

Enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)

Todavía existe transmisión comunitaria de COVID-19 en la ciudad de Nueva York.

Lo que necesita saber ahora sobre la COVID-19 (PDF)

Reapertura de la ciudad de Nueva York

Esto es lo que los neoyorquinos necesitan saber a medida que la ciudad de Nueva York vuelve a abrir:

Para información sobre lo que los dueños de negocios necesitan saber, consulte COVID:19: las directrices para las empresas.

Cómo puede prevenir la propagación de COVID-19:

Icono de una casa

Quédese en casa si está enfermo
Solo salga para cuidados médicos esenciales u otras necesidades básicas.



Icono que muestra una distancia de 6 pies

Mantenga el distanciamiento físico
Manténgase al menos a 6 pies (casi 2 metros) de distancia de otras personas.


Icono de lavado de manos

Mantenga sus manos limpias
Lávese las manos a menudo con agua y jabón. Use un desinfectante de manos si no dispone de agua y jabón.


Icono de una cobertura facial

Use una cobertura facial
Puede ser contagioso aún sin presentar síntomas. Proteja a los que le rodean con el uso de una cobertura facial.


Si tiene un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de la COVID-19, debe quedarse en casa tanto como sea posible.

Cuándo hacerse la prueba

Todos los neoyorquinos deberían hacerse una prueba de diagnóstico de COVID-19, tanto si presentan síntomas como si no, o si corren un mayor riesgo. Las pruebas son gratuitas.

No se le preguntará sobre su estado migratorio. Los servicios de pruebas y cuidados de COVID-19 no son un beneficio público según la regla de la carga pública (PDF).

Encuentre un centro de pruebas cerca de usted.

Pruebas de detección de COVID-19: Preguntas frecuentes (PDF)

Cuándo obtener atención

Si se siente enfermo, presenta síntomas de la COVID-19, o le han diagnosticado la COVID-19, debe quedarse en casa. Solo salga de su casa cuando necesite atención médica esencial o necesidades básicas, como alimentos, y no tenga otra manera de obtenerlos.

Si tiene alguno de los siguientes síntomas, se trata de una emergencia médica. Vaya a una sala de emergencias o llame al 911 de inmediato:

  • Problemas para respirar
  • Dolor persistente o presión en el pecho o el abdomen
  • Nueva confusión o incapacidad de mantenerse despierto
  • Labios o cara azules
  • Dificultad para hablar
  • Caída repentina de la cara
  • Entumecimiento en la cara, brazo o pierna
  • Convulsiones
  • Cualquier dolor repentino e intenso
  • Hemorragia no controlada
  • Vómitos o diarrea severos o persistentes

Esta lista no es completa.

Si necesita un proveedor de atención de salud, póngase en contacto con Health + Hospitals de NYC, llamando al 844-692-4692 o al 311. Puede obtener atención médica sin importar su estado migratorio o su capacidad de pago. Health + Hospitals de NYC o los centros de salud comunitarios no le preguntarán sobre su estado migratorio y no compartirán la información del paciente con nadie ni con ninguna organización, a menos que el paciente lo autorice.

Síntomas y qué hacer cuando se está enfermo

Las personas con la COVID-19 han informado de una amplia variedad de síntomas, que van desde síntomas leves hasta enfermedades graves. Algunas personas no tienen ningún síntoma.

Los síntomas pueden aparecer entre dos y 14 días después de la exposición al virus. Las personas con los siguientes síntomas pueden tener la COVID-19:

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Falta de aliento o dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Dolor muscular o corporal
  • Dolor de cabeza
  • Nueva pérdida del gusto o del olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o goteo nasal
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de garganta

Esta lista no incluye todos los síntomas posibles.

La mayoría de las personas con la COVID-19 tienen síntomas leves a moderados y se recuperan por sí mismos. Con menos frecuencia, la COVID-19 puede provocar neumonía, otras complicaciones graves, hospitalización o muerte.

Si tiene síntomas leves o moderados, quédese en casa. No salga de casa excepto para recibir atención médica esencial (incluyendo pruebas de COVID-19) o para satisfacer necesidades básicas como alimentos, si alguien no puede conseguirlos por usted.

Si usted presenta síntomas

  • Síntomas graves: Debe ir a una sala de emergencias o llamar al llamar al 911 de inmediato si tiene los síntomas mencionados anteriormente.
  • Síntomas de leves a moderados con condiciones subyacentes: Debe llamar a su proveedor de atención de salud si presenta síntomas y es mayor de 50 años o tiene afecciones subyacentes, como enfermedad de los pulmones, asma, enfermedad del corazón o cáncer. También debe llamar a su proveedor si tiene síntomas y no se siente mejor en tres o cuatro días.
  • Síntomas de leves a moderados sin una afección subyacente: Quédese en casa tanto como sea posible y no se ponga en contacto con su proveedor. Para proteger a los demás en su casa, manténgase a 6 pies de distancia de los demás, y limpie y desinfecte todas las superficies que se tocan con frecuencia. Lávese las manos con frecuencia y no comparta muebles, utensilios o cualquier otro artículo.
  • Aprende a cuidar de ti y de los demás en casa (PDF)

Cuando se sienta mejor

Puede salir de su casa para las tareas esenciales cuando se cumpla todo los siguiente:

  • Han pasado al menos siete días desde que empezaron los síntomas.
  • No ha tenido nunca fiebre, o no ha tenido fiebre durante los tres días anteriores sin usar medicamentos para reducir la fiebre como el Tylenol® o el ibuprofeno.
  • Su condición general ha mejorado.

Personas con mayor riesgo de padecer enfermedades graves

Una enfermedad grave significa que la persona que padece la COVID-19 puede necesitar hospitalización, cuidados intensivos o un ventilador para ayudarla a respirar, o incluso puede llegar a morir. Las personas que corren un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave deben ser especialmente cuidadosas en el control de su salud.

Entre los adultos, el riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de la COVID-19 aumenta con la edad, siendo los adultos mayores los que corren mayor riesgo. Por ejemplo, las personas de 50 años corren un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave que las personas de 40 años. Del mismo modo, las personas de 60 o 70 años tienen, en general, un mayor riesgo de padecer enfermedades graves que las personas de 50 años.

Además, las personas de cualquier edad con las siguientes condiciones de salud subyacentes corren un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de la COVID-19:

  • Cáncer
  • Enfermedad de los riñones crónica
  • EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)
  • Estado inmunocomprometido (sistema inmunológico debilitado) por el trasplante de órganos sólidos
  • Obesidad (índice de masa corporal de 30 o más)
  • Enfermedades del corazón graves, como insuficiencia cardíaca, enfermedad de las arterias coronarias o cardiomiopatías.
  • Enfermedad de células falciformes
  • Diabetes mellitus tipo 2

Si tiene una de las condiciones de salud subyacentes mencionadas anteriormente o es mayor de 65 años, considere quedarse en casa para protegerse. Si puede, trabaje desde su casa, evite las multitudes y reuniones, y asegúrese de practicar el distanciamiento físico y de usar una cobertura facial cuando salga.

Otros posibles factores de riesgo

Todavía seguimos investigando sobre la COVID-19 y puede que existan otras afecciones de salud que aumenten el riesgo de padecer una enfermedad grave. Según lo que sabemos en este momento, las personas con las siguientes afecciones podrían correr un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave debido a la COVID-19:

  • Asma (moderada a grave)
  • Enfermedad cerebrovascular (afecta a los vasos sanguíneos y al suministro de sangre al cerebro)
  • Fibrosis quística
  • Hipertensión o presión arterial alta
  • Estado inmunocomprometido (sistema inmunitario debilitado) por un trasplante de sangre o de médula ósea, deficiencias inmunitarias, VIH, uso de corticosteroides o uso de otros medicamentos debilitantes del sistema inmunitario
  • Condiciones neurológicas, como la demencia
  • Enfermedad hepática
  • Embarazo
  • Fibrosis pulmonar (con tejidos pulmonares dañados o cicatrizados)
  • Fumar
  • Talasemia (un tipo de trastorno de la sangre)
  • Diabetes mellitus tipo 1

Además, los niños que son complejos desde el punto de vista médico, que tienen afecciones neurológicas, genéticas o metabólicas, o que tienen una enfermedad de corazón congénita podrían tener un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de COVID-19 en comparación con otros niños.

Hacer frente a la situación y el bienestar emocional

El brote de una enfermedad infecciosa como la COVID-19 puede ser estresante para usted, sus seres queridos y sus amigos. Es natural sentirse abrumado, triste, ansioso y asustado. También puede experimentar otros síntomas de angustia, como problemas para dormir.

Para reducir su estrés y ayudarle a gestionar la situación:

Discriminación y acoso

Recursos adicionales